Animales

Australia: Aunque murieron cerca de mil koalas es mentira que estén extintos

Para 2016, un grupo de 15 expertos calculó que hay alrededor de 329.000 ejemplares en Australia, lo que representa un promedio de una disminución del 24% en las poblaciones en las últimas tres generaciones.

koalas

La situación ambiental actual de Australia es desoladora. Por la devastadora temporada de conflagraciones por la que atraviesa, docenas de incendios forestales arrasaron la costa este, desde Sydney hasta Byron Bay, acabando con más de 500 vivienda, destruyendo 13.000 kilómetros cuadrados de tierras y provocándole la muerte a seis personas y cerca de mil koalas. Según los últimos reportes de las autoridades.

Esta emblemática especie de Australia ha acaparado los titulares de los medios en las últimas semanas. Las principales causas son las imágenes y videos de individuos quemados y moribundos. Esta especie no se caracteriza por sus habilidades de escape, al contrario no está muy bien equipadas para defenderse en caso de un incendio forestal. Su técnica de escape se basa en acurrucarse en forma de bola encima de un árbol, estrategia que lo deja a merced del fuego.

La situación vulnerable en la que se han visto estos marsupiales ha generado una ola de preocupaciones entre las diferentes organizaciones ambientalistas, quienes han declarado a la especie como funcionalmente extinta. Deborah Tabart, presidenta de la Australian Koala Foundation (AKF), le aseguró en días pasados a EFE que “los koalas están funcionalmente extintos. Los incendios forestales están disminuyendo sus posibilidades de supervivencia”.

Este término que implementaron, de manera incorrecta, varios medios de comunicación en sus titulares, causó preocupación entre la sociedad. Pero, ¿qué significa que un animal tenga este catalógo?. Cuando una especie se cataloga como funcionalmente extinta es porque su población presenta una reducción tan drástica que genera que no desempeñe un papel importante en el ecosistema. Además, se refiera a que esta población animal ya no es viable, es decir, no hay individuos capaces de reproducirse.

Chris Johnson, profesor de conservación de la vida silvestre en la Universidad de Tasmania, explica a National Geographic, que "no vamos a ver a los koalas extinguirse tan rápido (…) Las poblaciones de koalas continuarán disminuyendo debido a muchas razones para interactuar, pero no estamos en el punto en que un evento pueda eliminarlas".

Sin embargo, no es la primera vez que la AKF declara al koala como una especie funcionalmente extinta. En mayo de este año, cuando aún los incendios no eran una amenaza para la especie, la fundación lanzó una alerta explicando que no habría más de 80.000 koalas en Australia. Tras el anuncio, varios expertos en el tema han tratado de contrastar la cifra.

Una de ellas es Christine Adams-Hosking, investigadora honoraria de la Universidad de Queensland, quien le aclaró al medio New Scientist que aunque “es cierto que algunas poblaciones locales de koalas se dirigen hacia la denominada extinción funcional, Australia es un país grande, en donde hay koalas por todas partes y algunos de ellos están bien. No puede hacerse esa declaración sin más”.

Adams-Hosking explicó que la especie está catalogada como muy amenazada y vulnerable en ciudades como Queensland, Nueva Gales del Sur y Canberra, pero en otras como Melbourne o en Australia Meridional es considerada como una plaga. Estas contradicciones, añadió, se deben a que sus poblaciones son muy difíciles de cuantificar y localizar.

"Es muy difícil estimar las poblaciones de koalas, incluso en el mejor de los casos (…) No son estacionarios, están distribuidos de forma irregular en una gama extremadamente amplia que abarca zonas urbanas y rurales (…) Algunas poblaciones se están extinguiendo localmente y otras lo están haciendo bien", contó. Para 2016, un grupo de 15 expertos calculó que hay alrededor de 329.000 ejemplares en Australia, lo que representa un promedio de una disminución del 24% en las poblaciones en las últimas tres generaciones.

Entre las principales causas de la disminución de sus ejemplares está el desarrollo de la tierra, la degradación de los alimentos, la sequía, la clamidia y, por supuesto, las temporadas de incendios forestales. Entonces, ¿qué tan cierto es que las conflagraciones acabaron con el 80% del hábitat de los koalas?

Las llamas que han arrasado con parte de Nueva Gales del Sur y Queensland cubren cerca de un millón de hectáreas, en algunos casos hasta 2.5 millones de hectáreas, comentó a National Geographic Diana Fisher, profesora asociada en la escuela de ciencias biológicas de la Universidad de Queensland. Y dio un parte de tranquilidad: “El área de bosque en el este de Australia donde pueden vivir los koalas es de más de 100 millones de hectáreas”.

Pese a que han sido cera de mil los ejemplares de koalas que han muerto a causa de los incendios, es irresponsable catalogar a la especie como funcionalmente extinta.

Fuente