La minería pone en peligro un parque venezonalo patrimonio de la Humanidad

Canaima_6

La ONG venezolana SOSOrinoco alertó este miércoles de que, desde el 2015, se han intensificado los daños ambientales por la minería en el Parque Nacional Canaima, un patrimonio de la humanidad de la Unesco que alberga la cascada más alta del mundo, el Salto del Ángel

En un boletín, la ONG señala que desde el año 2000 se venían perdiendo un promedio de 1.483 hectáreas anuales, pero que a partir de 2015 esta tasa alcanzó las 3.600 hectáreas por año.

«Estos últimos cinco años el bosque se ha perdido dos veces más rápido que en los 15 previos. La minería dentro del Parque Nacional Canaima se ha expandido 8,4 veces desde el año 2000, a 80 hectáreas por año», indicó la organización.

En este sentido, SOSOrinoco asevera que, a pesar de que la minería está «prohibida» dentro del parque nacional, se ha evidenciado cómo la expansión de esta actividad ha afectado a «formaciones naturales de importancia ecológica, sumiendo en violencia al pueblo pemón y contaminando con mercurio los ríos y comunidades indígenas».

«Un informe confidencial de SOSOrinoco, reveló la presencia de mercurio en la población pemón evaluada, sobrepasando, en la mayoría de los casos, el límite establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS)», señala.

Fiestas lujosas y privadas en el parque

La ONG refiere en el boletín que en su más reciente informe de actualización enviado a la Unesco incluyó información sobre el auge del turismo no sostenible en el parque, incluyendo, además de edificaciones «ilegales», la realización de lujosas y privadas fiestas como la que se celebró el pasado 4 de febrero.

SOSOrinoco sostiene que la celebración de estas fiestas «viola los reglamentos que están diseñados para proteger justamente la fragilidad ecológica de este lugar único en el planeta».

El 10 de febrero, el fiscal general venezolano, Tarek William Saab, anunció el inicio de una investigación para revisar los daños causados en el lugar como consecuencia de la fiesta.

Por su parte, el Parlamento supervisa las acciones que llevan a cabo las autoridades del país ante el posible daño ambiental causado por la fiesta, celebrada en medio de una crisis que ha llevado al 94,5 % de los venezolanos a ubicarse por debajo del umbral de pobreza por ingresos, según la Encuesta sobre Condiciones de Vida (Encovi) de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB).

Fuente

Noticias Relacionadas

Dia Mundial de la Salud: "Nuestro planeta, Nuestra Salud"

Leer Nota

Millennials y generación Z: por qué se llama la "generación deprimida"

Leer Nota

El Mediterráneo Occidental se une frente a la sequía y el cambio climático

Leer Nota

¿Puede la carne sintética eliminar el maltrato animal y aliviar la crisis ambiental?

Leer Nota