Other

Resurge la contaminación en el aire de Nueva Delhi aún en plena pandemia

La calidad del aire en Nueva Delhi alcanzó este martes niveles “peligrosos”, al registrar la categoría “muy pobre” por primera vez tras meses de respiro debido al estricto confinamiento en la India para frenar el avance de la pandemia.

Crédito: EFE/EPA/HARISH TYAGI

Crédito: EFE/EPA/HARISH TYAGI

El deterioro de la calidad del aire, que se produce mientras la India se mantiene como el segundo país más afectado por la COVID-19 con 7,1 millones de casos, se debió un año más a la quema de rastrojos por parte de los agricultores en áreas próximas a la capital y sus estados vecinos.

La quema de desechos de los cultivos provocó una nube de humo en el norte de la India y situó el índice de calidad del aire promedio (AQI) en 304, en la categoría de “muy pobre” y “peligroso”.

En la escala AQI, valores por encima de 100 son considerados peligrosos para niños, ancianos y personas con problemas respiratorios o cardíacos, mientras que por encima de 300, la situación se considera peligrosa para la población general.

La principal agencia de monitoreo ambiental de la India, SAFAR, señaló que la mala calidad del aire se debió a las bajas velocidades del viento.

“Se suponía que la velocidad del viento iba a aumentar debido a una profunda depresión en la Bahía de Bengala, pero eso no sucedió”, informó, al tiempo que advirtió de que la situación se puede prolongar durante los dos próximos días.

Tanto Nueva Delhi, considerada con frecuencia la capital más contaminada del mundo, como sus ciudades satélites, habían disfrutado de un aire considerablemente limpio durante un largo periodo desde el 25 de marzo gracias al confinamiento por el coronavirus, según un análisis de la Agencia Espacial Europea.

Pero el aire comenzó a volverse más tóxico tan pronto como las fábricas de Nueva Delhi y de sus alrededores abrieron con el inicio de la desescalada en junio y a ello se sumó, a finales de septiembre, la época de quema de rastrojos por parte de los agricultores.

La contaminación del aire generalmente empeora en Nueva Delhi y otras ciudades de la India durante los meses más fríos de octubre a febrero, pero este año el país se enfrenta al problema en medio de la pandemia del coronavirus, una enfermedad que puede provocar la infección de las vías respiratorias.

Cada año, a medida que aumentan los niveles de contaminación del aire, los hospitales de toda la India se ven abrumados por pacientes con complicaciones respiratorias por lo que este año las personas propensas a sufrirlas deben tener mucho cuidado, aseguró a EFE el neumólogo Naveed Nazir.

“La contaminación del aire puede afectar a nuestra respuesta inmunológica. Una infección leve por COVID-19 puede agravarse si un paciente se expone a aire contaminado”, advirtió Nazir.

Fuente: EFEverde