Medio Ambiente

Panamá: Se intenta imponer la cultura del reciclaje

El reciclaje se enfrenta a la indiferencia y los problemas de presupuesto en Ciudad de Panamá, donde una asociación ecologista y los vecinos de cinco edificios batallan y avanzan en la promoción de esta cultura de la reutilización.

Crédito: EFE/Ana De León

Crédito: EFE/Ana De León

Ha pasado una década ya desde que arrancó el proyecto ‘En Ambiente’ de la Asociación Nacional de la Conversación de la Naturaleza (Ancon) y que consiste en que el primer jueves de cada mes voluntarios recolectan en un punto determinado de la ciudad desperdicios que llevan los ciudadanos.

Y desde 2016, cinco edificios situados en el norte de la capital cuentan con un área de reciclaje diseñada por Ancon.

Esta iniciativa se enmarca el programa “Basura Cero” impulsada por Ancon, Alcaldía de Panamá, la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario, Cervecería Nacional S.A. y Aeropuerto de Tocumen.

El proyecto tenía el objetivo de recolectar material reciclable en las viviendas pero por cuestiones de costos se optó por instalar estaciones de reciclaje en puntos estratégicos.

Y es precisamente el tema del presupuesto lo que ha impedido que se instalen más estaciones de reciclados en los edificios de la ciudad.

El 19 % de los residuos que se maneja en la capital son plásticos, de acuerdo con datos de la Alcaldía de Panamá. Solo los desechos orgánicos representan una mayor cuantía (30 %).

Un informe del municipio indicó además que en el 2015 ingresaron a Panamá 143,6 toneladas de plástico, lo que es igual al peso de 22.622 elefantes de 6,3 toneladas cada uno, o a 5.518 contenedores de 40 pies.

De momento siguen habiendo pocos puntos de reciclaje en la capital y el proyecto “Basura Cero” cuenta con 31 puntos de reciclaje que se pueden encontrar en Google Maps.

A la par, algunas empresas tiene programas de separación de residuos y han instalado varias estaciones como Recicla Panamá, en la zona de Juan Díaz (suroeste de la metrópoli); Recimetal, en Calidonia (centro urbano); Fas Panamá en Ciudad del Saber (suroeste), Renuevo Panamá en Punta Pacífica (sur de la capital), y los supermecados Riba Smith.

Panamá está intentando mejorar su situación medioambiental y en tan solo días, desde el próximo 20 de julio, los supermercados panameños y otros establecimientos comerciales dejarán de ofrecer gratuitamente bolsas de plástico en marco de una ley pionera en Centroamérica que busca reemplazarlas por alternativas menos contaminantes como las bolsas biodegradables, de cartón, de tela o de hilo.

Las bolsas de polietileno, un tipo de plástico altamente contaminante, tardan casi 400 años en descomponerse, mientras que las biodegradables desaparecen en tan solo 25 o 30 años, según los expertos.

La ONU estima que cada año se vierten en los mares ocho millones de toneladas de plástico, lo que equivale a verter un camión lleno de plástico al minuto, y que anualmente mueren 1 millón de aves y 1.000 tortugas marinas como consecuencia de esta contaminación.

Y según datos oficiales panameños citados por ONU Medio Ambiente, el 42 % de las 4.372 toneladas de desechos que se producen en el país terminan en espacios como los cuerpos de agua y el mar.

Fuente: EFEverde