Medio Ambiente

Cuáles son los 5 alimentos del futuro

El Real Jardín Botánico de Kew ha elaborado una lista de los cinco alimentos que se debería fomentar su cultivo para ayudar a conservar la diversidad biológica del planeta

Pandanus (Pandanus tectorius) Crédito: AntanO / Wikimedia Commons

Pandanus (Pandanus tectorius)
Crédito: AntanO / Wikimedia Commons

En nuestro planeta existen unas 7000 especies de plantas comestibles, pero según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), solo 15 plantas de cultivo forman el 90% de nuestra ingesta diaria. Esto nos hace vulnerables a amenazas y desafíos, como el cambio climático y la creciente población en todo el mundo.

El Real Jardín Botánico de Kew, un centro puntero en la investigación botánica con cede en Inglaterra, han elaborado un informe titulado ‘El estado mundial de las plantas y los hongos 2020’ . Los científicos que lo han elaborado alertan de la necesidad de tener sistemas de producción de alimentos más diversos, resilientes y sostenibles para poder garantizar la alimentación de la población mundial en un futuro y conservar la diversidad biológica del planeta.

En el informe se identifican posibles cultivos futuros, explican las especies de plantas comestibles existentes en el planeta y enseñan cuales son las propiedades útiles de las plantas y los hongos.

Entre toda la cantidad de plantas y hongos comestibles que Kew enumera y explica, hay 5 que son especialmente interesantes de conocer. Quien sabe si en un futuro formaran parte de nuestra dieta.

Akkoub

Originaria del este del Mediterráneo y Medio Oriente, esta planta comestible parecida a un cardo prospera en suelos rocosos.

Se comen sus flores verdes de muchas maneras diferentes, incluso fritas con aceite de oliva y ajo, en escabeche, en tortillas y con carne y garbanzos.

Esta planta es silvestre, lo que reduce drásticamente la disponibilidad de semillas y la reproducción de la planta.

Para su supervivencia, es vital que exista un cultivo y uso sostenible de esta especie.

Frijol morama

El frijol morama es una leguminosa perenne de larga vida, nativa de las zonas áridas del sur de África.

Crece de forma silvestre en pastizales y bosques abiertos.

Se comen sus semillas, previamente tostadas, y tienen un sabor similar al anacardo. También se hierven con harina de maíz o se muelen hasta convertirlos en polvo para hacer papilla o una bebida similar al cacao. Además, con estos frijoles se producen aceite, mantequilla y leche, y pueden consumirse como sustituto de la carne.

El tubérculo y los tallos jóvenes de esta útil planta también son comestibles y ricos en proteínas. Los tubérculos más viejos contienen 90% de agua en peso.

Chaya

Originaria de la península de Yucatán, en el sur de México, la chaya es un arbusto frondoso, grande y de rápido crecimiento.

Comúnmente conocida como espinaca de árbol, las hojas y los brotes altamente nutritivos de esta planta son una verdura cocida popular en la cocina mexicana. Estas suponen un gran aporte de proteínas, vitaminas, calcio y hierro.

Pero las hojas de chaya crudas son altamente tóxicas y requieren hervir a fuego lento en agua durante 20 minutos.

Pandanus

El árbol Pandanus tectorius crece en las tierras bajas y costeras desde Hawai hasta Filipinas.

También conocido como pino de tornillo, el árbol tiene un tronco pequeño y está sostenido por raíces de apoyo.

Esta especie es muy resistente y puede soportar la sequía, los fuertes vientos y la niebla salina. Aunque el aumento del nivel del mar es una amenaza para su conservación.

Pandanus tectorius macho y hembra crecen como árboles separados. La planta hembra produce grandes frutos segmentados similares a una piña, que se pueden comer crudos o cocidos, mientras que las hojas se utilizan a menudo para condimentar platos.

Fonio

Fonio es una especie de hierba que crece de forma silvestre en las sabanas de África occidental.

Esta planta comestible de rápido crecimiento se cultiva actualmente como cereal y tiene un alto contenido de hierro, calcio y varios aminoácidos esenciales.

Sus pequeños granos se utilizan para hacer papillas, cuscús y bebidas.

El Fonio puede tolerar y sobrevivir en condiciones secas, pero su recolección requiere mucha mano de obra.

Fuente