Tecnología & ciencia

NEOKIT-COVID-19 : Cómo funciona el test rápido de diagnóstico molecular creado por argentinos

Crédito: MinCyT

Crédito: MinCyT

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) validó el uso de NEOKIT-COVID-19, un nuevo kit de diagnóstico de COVID-19 -de bajo costo y fácil de maniobrar- que permite indicar en una hora y cuarto, a partir de una muestra respiratoria, si una persona está o no infectada por el coronavirus SARS-CoV-2.

El proyecto está enmarcado dentro de la Unidad Coronavirus COVID-19 creada en conjunto por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, el CONICET y la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i).

El test fue desarrollado por científicos del CONICET en el Instituto de Ciencia y Tecnología César Milstein (ICT Milstein, CONICET-Fundación Pablo Cassará), bajo la coordinación del investigador Adrián Vojnov, en asociación con la empresa NEOKIT SAS, formada sobre la base de un Consorcio Público-Privado (CAPP) entre el CONICET y el Laboratorio Pablo Cassará S.R.L.

El equipo de investigadores estuvo integrado por Adrián Vojnov, Carolina Carrillo, Santiago Werbajh, Luciana Larocca y Fabiana Stolowicz.

El kit utiliza la técnica de amplificación molecular isotérmica mediada por bucle” o LAMP, por sus siglas en inglés.

La muestra se coloca en un tubo de reacción, se agrega la mezcla de reactivo, se ve un color violeta originalmente, esta solución se pone a calentar -proceso de incubación- una hora a 62 grados y allí se observa el color resultante, que si sigue siendo violeta o lila, la reacción es negativa, es decir no hay presencia de virus SARS-Cov-2 en esa muestra, mientras que si en esa hora cambia a color azul o celeste el resultado es positivo, ya que hubo amplificación molecular, lo que hace que cambien las condiciones del reactivo, dentro del tubo.

El kit funciona a partir de una prueba de ARN purificado, uno pone con un reactivo que ya viene preparado en un tubito, se calienta a 62 grados durante 60 minutos y se mira si el color violeta o lila inicial es persistente es reacción negativa mientras que si cambia a celeste o azul la reacción es positiva por COVID-19.

“Para poder terminar con la validación clínica que es demostrar que es robusto, que funciona bien con las muestras en condiciones reales, la hicimos a partir de muestras de ARN purificado. Esto significa que el siguiente paso será poder validar a partir de muestra clínica directa, esto es un paso más desde que uno tiene la muestra hasta que la puede utilizar mucho más sencillo de lo que se hace hoy, que hoy en día no es complejo, pero requiere de una centrífuga, de medidas de seguridad y de un kit que ahora se comenzó a producir en la Universidad de Quilmes, pero era un insumo que se importaba y con un alto costo en dólares”, explicó Carolina Carrillo, doctora e investigadora del CONICET y una de las directoras de la Plataforma Tecnológica de Amplificación Molecular Isotérmica al medio INFOBAE.

Las pruebas validadas mundialmente se toman a partir de un hisopado nasofaríngeo, bucofaríngeo, esputo y saliva. El NEOKIT-COVID-19 utiliza cualquiera de estas muestras pero en donde se purifique el ARN previamente.

Consultada por los próximos pasos del desarrollo, Carrillo precisó que “las autoridades tendrán que definir si el kit puede aplicarse en lugares donde la PCR no se puede aplicar o si además sirve de herramienta complementaria a los lugares que usan PCR por su ventaja que en una hora y cuarto permite conocer el diagnóstico, es decir si un paciente tiene o no coronavirus”. Asimismo advirtió: “La muestra no deja de ser biológicamente peligrosa, se necesitan condiciones de bioseguridad para su manipulación”.

Fuente: INFOBAE