Tecnología & ciencia

Hallan grandes lagos profundos en la Antártida

Científicos australianos encontraron lagos submarinos debajo del glaciar más grande en el este del continente blanco.

Imagen: INFOBAE

Imagen: INFOBAE

Investigadores australianos han descubierto enormes lagos submarinos debajo del glaciar más grande en el este de la Antártida. Los científicos dijeron que la investigación ayudará a predecir cómo la fusión de los glaciares afectará a los océanos.

Los lagos fueron detectados por científicos que activaron pequeños explosivos a 2 metros por debajo de la superficie del glaciar Totten y escucharon el sonido reflejado.

El glaciólogo de la División Antártica Australiana, el doctor Ben Galton-Fenzi, dijo que la investigación fue fundamental para ayudar a los científicos a predecir cómo la fusión de los glaciares antárticos cambiaría los océanos del mundo.

El glaciar Totten tiene 30 km de ancho y un grosor de hasta dos kilómetros, y tiene el potencial de elevar los niveles del mar en siete metros.

"Los explosivos fueron una fuente de sonido para nosotros … y luego emitirían diferentes capas en el hielo. Colocamos geófonos [una serie de micrófonos] a lo largo de la superficie del glaciar para escuchar el sonido reflejado, lo que nos da una imagen de lo que hay debajo del hielo", explicó Galton-Fenzi al periódico The Guardian.

El experto indicó que la velocidad a la que viajan los glaciares está determinada por lo que atraviesan: "Si hay un lecho de roca bajo el glaciar, está pegajoso y se moverá más lentamente, pero si hay agua o sedimentos suaves, el glaciar se moverá más rápido".

Galton-Fenzi aseguró que el siguiente paso para los investigadores sería profundizar para tomar una muestra de los lagos, pero lamentó que no haya certeza de financiamiento para futuras investigaciones.

"Este es el mayor problema al que debemos enfrentarnos y tener respuestas en las próximas dos décadas. No soy solo un científico que dice 'Necesito más dinero' … Tengo niños de seis y ocho años y el cambio climático es una amenaza real para ellos", explicó.

Los científicos, que trabajaban en la estación de investigación de Casey, se encontraban entre los más de 550 expedicionarios que viajaron con el Programa Antártico Australiano durante el verano austral, trabajando en más de 56 proyectos.

Fuente