Sustentabilidad

Tractores eléctricos como alternativa a la contaminación del campo

La firma japonesa Kubota presentó el sábado el tractor del futuro. El X-tractor es un tractor autónomo eléctrico futurista y que incorpora inteligencia artificial para realizar labores agrícolas por sí solo.

Crédito: Jordi Elias / La Vanguardia

Crédito: Jordi Elias / La Vanguardia

Se trata de un vehículo de cero emisiones que utiliza una combinación de baterías de iones de litio y solares para moverse.

Kubota afirma que la inteligencia artificial permite una “conducción autónoma estable, incluso en arrozales húmedos y terrenos irregulares”. Así, el vehículo puede cambiar la altura para bajar el centro de gravedad o elevar la plataforma operativa por encima de los cultivos.

“Este tractor de ensueño es un tractor completamente autónomo que representa el futuro de la agricultura”, subraya la compañía nipona, especializada en maquinaria agrícola.

La innovación y la agricultura van de la mano desde hace décadas, pero ahora la protección del medio ambiente ha hecho que esta unión vaya un paso más allá.

En nuestro país los tractores eléctricos también han empezado a trabajar. La Familia Torres ha realizado un ensayo con el primer tractor eléctrico de Europa de pequeñas dimensiones, apto para trabajar el viñedo, que ha desarrollado el fabricante francés Sabi Agri.

Este vehículo supondrá una revolución para la viticultura, no sólo porque contribuirá a paliar los efectos del cambio climático gracias a la eliminación de los gases de efecto invernadero, sino porque comportará un cambio de mentalidad en la gestión del viñedo.

El ensayo se ha realizado con un tractor eléctrico modelo ALPO 4x4 en un viñedo cercano a la bodega de Familia Torres en Pacs del Penedès, donde han asistido unos veinte colaboradores para conocer las ventajas medioambientales y agronómicas de la mano de sus fabricantes, Laure y Alexandre Prévault Osmani.

La voluntad de la bodega es incorporar estos tractores en fase de pruebas en algunas fincas de Catalunya con el objetivo de implementar gradualmente un nuevo modelo de viticultura, que sea más integrada y respetuosa con el viñedo, que preserve la biodiversidad y permita luchar contra el cambio climático.

“Utilizar un tractor de estas características sería como trabajar la tierra con un caballo; es muy respetuoso para el suelo, que no se compacta ya que el tractor es muy ligero, y esto permite proteger la biodiversidad del viñedo”, explica Xavier Sort, director de producción de Familia Torres.

Este ensayo se enmarca en el programa ambiental de Torres Earth y responde a la voluntad de Familia Torres de reducir su huella de carbono en todo el alcance, desde el viñedo hasta el consumidor final, gracias, principalmente, al uso de energías renovables, la aplicación de medidas de eficiencia energética, la plantación de bosques y la utilización de vehículos híbridos o eléctricos, entre otras medidas.

Para el director de cambio climático de Familia Torres, Josep Maria Ribas, una de las principales ventajas del tractor eléctrico es que no emite CO2, “esto nos permitirá alcanzar nuestro objetivo de reducción de emisiones, que es del 30% en 2020 en comparación con 2008 y del 55% en 2030”.

El vehículo de Sabi Agri, tiene tracción en las cuatro ruedas y una potencia de 50 caballos eléctricos. Permite ejecutar buena parte de los trabajos habituales de un tractor de combustión pequeño, pero utilizando diez veces menos de energía.

Además es capaz de trabajar durante una jornada entera sin necesidad de volverlo a cargar. Las baterías tienen una autonomía de hasta ocho horas y se cargan en menos de dos. El tractor también dispone de unos paneles solares en el techo que ayudan a complementar la carga.

e trata de un vehículo totalmente silencioso, compatible con accesorios estándar para el cultivo del viñedo, y se fabrica a medida para atender a las necesidades de cada cliente.

Fuente