Sustentabilidad

Al ritmo actual el acceso universal al saneamiento será inviable hasta el 2107

Este esfuerzo requiere triplicar la inversión para alcanzar el compromiso establecido en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas de cara a 2030.

saneamiento

Así lo ha indicado hoy la organización Ingeniería para el Desarrollo Humano, con motivo de la celebración del “Día Mundial del Retrete”, que ha reclamado además “mayor cooperación internacional” para alcanzar este derecho humano.

En la actualidad, 4.500 millones de personas -el 60 por ciento de la población mundial– carecen de acceso a un retrete seguro y 892 millones defecan aún al aire libre, según han recordado a Efe distintas organizaciones.

Además, esta crisis higiénica constituye un “importante factor desencadenante de la desnutrición infantil”, según ha reconocido en un comunicado la ONG Acción Contra el Hambre.

Acción Contra el Hambre forma parte de la coalición de organizaciones detrás de “Babywash”, una herramienta que busca romper “el círculo vicioso entre desnutrición e infecciones” en niños pequeños, a través de medidas como el establecimiento de un entornos seguros durante el inicio del gateo o de creación de letrinas aptas para menores de cinco años.

Además de la mejora de las instalaciones sanitarias, es necesario también mejorar la gestión de las heces humanas y animales.

En este sentido, desde la fundación We Are Water recuerdan la existencia de soluciones basadas en la propia naturaleza, “donde no existe el concepto de deshecho” y los recursos “se reciclan de forma natural”.

Este es el caso de las 130 letrinas ecológicas construidas por la Fundación Aquae junto a UNICEF en la Amazonía de Perú, han indicado desde esta organización.

La aplicación de medidas innovadoras puede servir también como solución a esta crisis higiénica, según han destacado desde OXFAM Intermón, quienes han participado en iniciativas para aumentar las garantías de higiene en campos de refugiados.

Medidas que incluyen utilizar arena para filtrar el agua residual, el uso de lombrices tigres para digerir los desechos de las letrinas y así “reducir su volumen y alargar su vida útil”, o el desarrollo de celdas biocombustibles en las letrinas para encender las bombillas a través de la orina.

Fuente: EFEverde