Sociedad

Taiwan: La única ministra transgénero del mundo busca romper barreras

Audrey Tang quiere ayudar a los empresarios a encontrar soluciones a los problemas sociales.

Captura de Youtube

Captura de Youtube

La única ministra transgénero del mundo, está aportando su enfoque iconoclasta al trabajo, buscando romper las barreras entre el gobierno y las empresas y ayudando a los empresarios a encontrar soluciones a los problemas sociales.

Los países solo pueden resolver determinados problemas si el gobierno, los negocios y los movimientos sociales, a los que dedicó su tiempo antes de convertirse en ministra, hacen una causa común, dijo en una entrevista con la Fundación Thomson Reuters.

"Creo que la búsqueda de valor común es de suma importancia para los gobiernos actuales en lo que respecta a emprendimientos sociales", dijo Tang, de 37 años.

"Porque de lo contrario, tendremos personas presionando por valores ambientales, valores sociales, valores económicos, etc., sin una forma coherente de combinar esas ideas en un valor común con el que todos puedan vivir".

Desde que se convirtió en ministra en 2016, Tang se comprometió a brindarles a las empresas sociales, negocios que buscan beneficiar a la sociedad y obtener ganancias, acceso preferencial a los contratos del gobierno.

El primero fue para Agoood Inc, que contrata personas con síndrome de Down, para diseñar folletos. Desde entonces, las empresas sociales han sido contratadas para capacitar a personas con discapacidades y ayudarlas a encontrar trabajo.

Taiwan anunció recientemente un Plan de Acción de Innovación Social para recabar su ayuda en el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible: 17 objetivos acordados por los líderes mundiales con el objetivo de ayudar a que todos vivan vidas más saludables y prósperas en un planeta más limpio.

Tang dijo que las empresas sociales están llenando cada vez más las lagunas en el mercado de los servicios que una vez fueron vistos como reserva exclusiva del gobierno y que a menudo están haciendo un mejor trabajo.

Agoood, por ejemplo, ha ayudado a los vendedores ambulantes que usan sillas de ruedas a impulsar su comercio al ofrecer instalaciones de carga de teléfonos y Wi-Fi y café elaborado bajo las normas del comercio justo.

Tang fue una de las activistas que ocuparon el edificio del parlamento de Taiwán en 2014 para protestar contra un acuerdo comercial con China que, según dijeron, había sido acordado en secreto.

Miles de jóvenes, muchos de ellos estudiantes, se manifestaron en las calles de la capital durante semanas en lo que se conoce como el "movimiento del girasol".

En el período subsiguiente, el gobierno le ofreció a Tang un puesto ministerial, esperando poder ayudarlos a evitar que se repitan las protestas.

Sus principios anarquistas la convierten en una ministra no convencional: se niega a aceptar o dar órdenes y practica una "transparencia radical", poniendo a disposición del público todos los detalles de sus tratos, incluida la transcripción de esta entrevista.

Tang, quien cambió su nombre y comenzó a tomar hormonas cuando tenía 24 años después de decidir la transición, dijo que su cerebro "sabe con certeza que soy mujer".

"Tener capacidad organizacional así como esta experiencia de vulnerabilidad son muy importantes" para la política, dijo.

A pesar de sus largos días de trabajo, Tang se asegura dormir ocho horas, y dice que es allí cuando se le ocurren sus ideas.

Durante su tiempo libre, disfruta de "abrazarse a los trolls": relacionarse con quienes la atacan en las redes sociales y, a veces, hacerse amiga de ellos.

"Una vez que aprendes que hay algunos valores comunes ya no hay enemigos", dijo Tang.

Fuente