Sociedad

Parques Nacionales de Estados Unidos vuelven a recibir turistas pese al Covid-19

El servicio de parques de Estados Unidos sigue las “instrucciones de la Casa Blanca” y permite la entrada, con condiciones, a decenas de espacios naturales.

grancañon

El viernes 15 de mayo, el Parque Nacional del Gran CAñon, en Arizona, abrió el acceso a los turistas del famoso South Rim. Este lunes, el Parque Nacional Yellowstone abrirá al público las entradas y recorridos de su zona sur y este.

El Gran Cañón y Yellowstone son dos de los muchos parques nacionales y otras grandes espacios naturales de Estados Unidos que están poniendo en práctica la reapertura tras varias semanas de cierre forzado por la crisis de la Covid-19. El Gran Cañón, por ejemplo, permanecía cerrado al público desde el pasado 1 de abril; y el de Yellowstone, desde el 24 de marzo.

Los responsables de los parques destacan, como se puede leer en las páginas web de estos espacios, que la reapertura limitada y controlada se lleva a cabo “siguendo las indicaciones de la Casa Blanca, los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC) y de las autoridades estatales y de sanidad local”.

Además de las instrucciones generales de autoprotección ante el riesgo de contagio del nuevo coronavirus (distancia de seguridad, higiene de manos, evitar aglomeraciones...), los directivos de los parques nacionales de Estados Unidos han reforzado una estrategia conocida como Leave No Traces (No dejes rastros/huellas).

Este listado de buenas prácticas y recomendaciones (que podría ser aplicada a todos los espacios naturales del mundo) incluye la exigencia de evitar el abandono de residuos (incluido el papel higiénico), mantener estrictamente controladas a las mascotas (y mejor aún si se las deja en casa) y evitar el contacto o el suministro de alimentos a los animales silvestres; medidas de especial importancia en momentos de riesgo de contagio como el actual.

Las indicaciones sobre la reapertura parcial de parques o mencionan de forma explícita uno de los problemas detectados durante las últimas semanas: la entrada de turistas furtivos.

Uno de los casos de visitantes que se han colado ilegalmente en parques de Estados Unidos en las últimas semanas fue descubierto en Yellowstone después de que una mujer cayera en una zona de aguas termales del géiser Old Faithful, donde emergen aguas a 76 grados centígrados. El parecer, la mujer estaba tomando fotos sin que ningún grupo de turistas la molestase cuando quedó escaldada por la furia de Yellowstone.

El Parque Nacional del Gran Cañón reabrirá inicialmente solo por cuatro días, de viernes a lunes (15-18 de mayo), con acceso público restringido a media docena de puntos de vista a lo largo del South Rim, destaca Reuters en mención explicita al Servicio de Parques Nacionales.

Los visitantes solo podrán utilizar la entrada sur desde las 6 a.m. hasta las 10 a.m., pero se les permitirá permanecer hasta el anochecer. Un número limitado áreas de picnic y lavabos estarán abiertos.

La entrada este del South Rim y el área de vista del desierto permanecerán cerradas, junto con el cañón interior, todas las rutas de senderismo, el río Colorado y todo el borde norte del cañón. Todos los servicios comerciales dentro del parque también permanecerán cerrados.

”Los visitantes que accedan al South Rim deben tener planes de vistia para ser autosuficientes, traer suficiente comida y agua durante su viaje, así como desinfectante para manos”, dijo el Servicio de Parques en un aviso publicado en el sitio web del parque.

El parque, que normalmente atrae a más de 6 millones de visitantes al año, está planeando una reapertura limitada similar para el fin de semana festivo de Memorial Day a fin de mes, dijo a Reuters la portavoz del parque Lily Daniels.

Está programada una reapertura más expansiva para el próximo lunes en la parte sur del Parque Nacional Yellowstone en Wyoming, conocida por sus espectaculares características geotérmicas y abundante vida silvestre.

Cerrado a los visitantes desde el 24 de marzo, se volverá a abrir en sus entradas sur y este, junto con todo el camino del “bucle inferior” que proporciona acceso al lago Yellowstone, Old Faithful y varias otras cuencas de géiseres, según el Servicio de Parques Nacionales. Los visitantes tendrán acceso a lavabos, estaciones de servicio, senderos y paseos en esas áreas.

Algunas partes del parque que se encuentran en Montana e Idaho, que aún no han eliminado las restricciones fuera del estado, permanecerán cerradas por el momento.

Como será el caso inicialmente en el Gran Cañón, el alojamiento nocturno y los campamentos permanecerán cerrados en Yellowstone (un parque que normalmente atrae a unos 4 millones de visitantes al año), y no se permitirán autobuses turísticos, dijo el servicio del parque.

Los responsables de los parques recomiendan a los visitantes el uso de mascarillas faciales, en especial en la áreas de alta densidad.

Yellowstone y el Gran Cañón son dos de los muchos espacios gestionados por el Servicio de Parques que han comenzado a recibir visitantes o se reabrirán parcialmente en las próximas semanas, incluido el Parque Nacional Grand Teton en Wyoming, el Parque Nacional Rocky Mountain en Colorado, el Parque Nacional Zion en Utah y el Parque Nacional Great Smoky Mountains en Tennessee y Carolina del Norte.

Fuente