Sociedad

Nueva Zelanda: Aprueban el aborto libre

El país oceánico permitirá a las gestantes interrumpir el embarazo durante las primeras 20 semanas.

Jacinda Ardern, primera ministra de Nueva Zelanda Crédito: STRINGER / Reuters

Jacinda Ardern, primera ministra de Nueva Zelanda
Crédito: STRINGER / Reuters

Desde este miércoles Nueva Zelanda se añade a la lista de países que permiten el aborto libre. Una medida que ha tardado más de 40 años en llegar desde que la ley de 1977 permitiera la interrupción del embarazo, pero solo en casos donde hubiera un riesgo grave para la salud mental o física de la gestante. Este miércoles el parlamento del país ha aprobado esta reforma que despenalizará el aborto y lo autorizará de forma voluntaria durante las primeras 20 semanas de gestación.

A partir de ahora las mujeres que quieran abortar en Nueva Zelanda no tendrán que argumentar ninguna razón de causa mayor. Habrá libertad plena para decidir sobre si quieren continuar con el embarazo o no, siempre dentro de los plazos de tiempo acordados. Una vez pasadas esas 20 semanas, el aborto solo sería posible si dan luz verde dos médicos que puedan constatar que existe riesgo para la gestante o el feto.

Hasta ahora las mujeres que se saltaban la ley se enfrentaban a penas de prisión que podían llegar a los 14 años. El cambio supone una victoria para la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardem, quien desde que asumió el cargo en 2017 dijo que despenalizaría el aborto. Ha tardado unos años en poder cumplir su promesa, pero supone un empujón para su coalición de centro-izquierda de cara a las próximas elecciones de septiembre.

“Durante más de cuarenta años, el aborto ha sido el único procedimiento médico que es considerado un delito en Nueva Zelanda”, ha afirmado el ministro de Justicia, Andrew Little, en un comunicado. “Ahora los abortos serán tratados como una cuestión médica”, ha remarcado.

La reforma ha salido adelante en tercera lectura por 68 votos a favor y 51 en contra, por lo que para su entrada en vigor solo resta la firma de la gobernadora general, Patsy Reddy, considerada un mero trámite. Las estadísticas oficiales de 2018 situaban la tasa de abortos en 13,5 por cada mil mujeres, casi el doble que en Alemania y al nivel de Estados Unidos.

Fuente