Sociedad

Jueza chavista desmiente las denuncias del Informe de Bachelet sobre las violaciones a los derechos de las mujeres

El informe presentado por Bachelet denuncia graves violaciones del régimen de Maduro a los derechos de las mujeres, entre ellas que "son forzadas a intercambiar comida por sexo".

Crédito: AFP

Crédito: AFP

El informe de Michelle Bachelet, Alta Comisionada de la ONU, ha desatado la caja de los truenos bolivarianos, una defensa numantina puesta en marcha por la revolución para intentar mitigar, sin éxito, las denuncias de graves violaciones cometidas contra los derechos humanos. En uno de sus apartados, la ex presidenta chilena, referente para la izquierda en el continente, advierte sobre la inmensa vulnerabilidad de las mujeres, "conjugada con estereotipos hipersexualizados que aumentan la exposición de las mujeres, adolescentes y niñas migrantes a la trata, la explotación sexual y otras formas de violencia de género durante el viaje y en el lugar de destino".

En otro de los destacados del informe, Bachelet insiste: "La falta de acceso a los alimentos tiene un impacto especialmente adverso en las mujeres, quienes se ven obligadas a dedicar un promedio de 10 horas al día a hacer filas para obtener comida. Fuentes locales reportaron algunos casos de mujeres que se vieron forzadas a intercambiar comida por sexo".

El chavismo, que en su propaganda se autoproclama humanista y feminista, reaccionó por boca de Carmen Zuleta de Merchán, magistrada de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, quien acusó a los redactores del informe de "hacer énfasis en las mujeres para sentimentalmente victimizarlas, como aconseja el discurso patriarcal ilustrado".

La juez, refutada con firmeza a través de sus redes sociales por reconocidas activistas de los derechos de la mujer, asegura que "las mujeres en Venezuela son dueñas de su propio destino y cuando optan por prostituirse, como en todas partes del mundo, es porque son putas".

La magistrada, cumpliendo el mismo guión de otros dirigentes revolucionarios tras conocerse el informe, añadió: "Veo con estupor que hay venezolanos que aceptan denigrar el género y el gentilicio heroico aceptando y justificando de manera infundada, irrespetuosa e irresponsable que la mujer venezolana no tiene dignidad para enfrentar la guerra internacional que nos asedia".

No sólo la ONU, sino también organizaciones civiles y sociales de Venezuela y de la región han advertido sobre las cientos y cientos de mujeres obligadas a prostituirse para alimentar a su familia. Además, una buena parte son víctimas de la trata y de redes sin escrúpulos. Incluso en el drama que se vive en la zona del estrecho de Boca del Dragón, con el hundimiento de tres 'peñeros' (barquitos de pesca) y la desaparición de 90 personas, entre ellas un buen número de mujeres captadas para la prostitución.

Fuente