Sociedad

India: Tensión tras la entrada de dos mujeres a un templo prohibido para ellas

La Corte Suprema india ordenó en septiembre el fin de la prohibición, pero hasta ahora los fieles habían impedido el acceso a las mujeres.

Crédito: R S Iyer / AP

Crédito: R S Iyer / AP

Después de que dos mujeres desafiaran la prohibición de varios siglos de entrar en un templo hindú en la India durante la madrugada del miércoles, los dos principales partidos políticos de la India han reaccionado con críticas y aumenta el temor a una respuesta violenta por parte de grupos conservadores hindúes.

La Corte Suprema de la India ordenó en septiembre a las autoridades que levantaran la prohibición de acceso a las mujeres o niñas en edad de menstruar al templo de Sabarimala, en el estado sureño de Kerala, que atrae a millones de fieles al año.

Sin embargo, el templo se negó a cumplir con el fallo judicial y los intentos posteriores de las mujeres de visitarlo fueron bloqueados por miles de devotos que apoyaban la prohibición.

El estado de Kerala está gobernado por partidos de izquierda y ha tratado de permitir que las mujeres ingresen al templo, una posición que ha generado críticas entre los principales partidos políticos del país, incluido el Partido Nacionalista Hindú Bharatiya Janata del primer ministro Narendra Modi (BJP) .

La polémica ha puesto a la religión entre los principales temas en la agenda política meses antes de las elecciones generales, previstas para mayo. El presidente del partido de Modi en Kerala describió la visita al templo de las dos mujeres como “una conspiración de los gobernantes ateos para destruir los templos hindúes”.

El presidente estatal del partido, P. Sreedharan Pillai, ha afirmado en televisión que el BJP “apoyará las luchas contra la destrucción de la fe de los comunistas”. “Que todos los devotos se presenten y protesten por esto”, dijo.

Funcionarios del principal partido opositor del país, el partido del Congreso, en una rara alineación con su principal rival, también convocaron a las protestas. “Esto es una traición... El gobierno tendrá que pagar el precio por la violación de la costumbre”, dijo K. Sudhakaran, vicepresidente del partido del Congreso en Kerala Pradesh, en un comunicado.

Las mujeres que entraron en las instalaciones del templo tenían unos 40 años, según Reuters. Los grupos conservadores hindúes creen que las mujeres en edad de menstruar profanarían el santuario que hay en el interior del templo. Los canales de noticias informaron que el sacerdote principal cerró brevemente el templo para realizar rituales de “purificación” después de que las mujeres lo visitaran.

Un video de un oficial de policía publicado por la agencia ANI mostraba a dos mujeres en el templo con sus cabezas cubiertas. Una de las mujeres, que se identificó como Bindu, de 42 años, explicó a un canal de televisión como entraron sigilosamente al templo en plena noche. “Llegamos a Pampa, el punto de entrada principal al templo a la 1.30 horas de la noche y buscamos protección policial para ingresar al templo. Caminamos durante dos horas, entramos en el templo alrededor de las 3.30 horas e hicimos el darshan “, dijo la mujer, refiriéndose a un ritual que consiste en ponerse frente a la imagen hindú del templo. La mujer dijo que ella y su compañera volverán a sus hogares en otras partes de Kerala.

El gobierno del estado ha defendido su decisión de proteger a las mujeres cuando entraron al templo alegando que se trata de una cuestión de derechos civiles. “Anteriormente dejé claro que el gobierno brindará protección si alguna mujer se presenta en el templo”, dijo el primer ministro de Kerala, Pinarayi Vijayan.

Vijayan dijo en una conferencia de prensa que las mujeres, que previamente habían intentado ingresar al templo pero que habían sido detenidas por devotos, no encontraron resistencia el miércoles. No ha quedado claro cómo fue posible que las mujeres lograran evitar a los devotos que custodian el templo.

El martes, el gobierno estatal respaldó una protesta de miles de mujeres, que formaron una cadena humana de 620 km, denominada “el muro de las mujeres”, en apoyo de la “igualdad de género” y el acceso al templo.

El presidente Modi, en una entrevista con la agencia ANI el martes, indicó que pensaba que la polémica respecto al templo se debe más a una tradición religiosa que a un problema de igualdad de género e indicó que hay templos en el país donde los hombres tienen prohibido entrar.

Fuente