Sociedad

Europa: La OMS alertó sobre el aumento de los contagios tras el confinamiento

El virus obliga a Portugal a confinar 19 distritos de la región de Lisboa.

Crédito: RAFAEL MARCHANTE / Reuters

Crédito: RAFAEL MARCHANTE / Reuters

A Lisboa le empieza a pasar, a escala menos virulenta, lo mismo que le ocurrió al norte de España en la pandemia de 1918, cuando se libró en un primer momento y sufrió después un gran impacto. No se sabe a ciencia cierta si la crisis que vive desde hace semanas la capital de Portugal corresponde a una nueva fase de la plaga, si responde a un retraso en el ciclo o al efecto de los rebrotes generados por la vuelta a la actividad, como según la Organización Mundial de la Salud (OMS) está pasando en el conjunto de Europa. Lo que sí está claro es que la curva lisboeta no se ablanda, de manera que ayer obligó al Gobierno de António Costa a ordenar el confinamiento de 19 distritos del área metropolitana, lo que no afecta al centro de la ciudad.

Según el boletín oficial de datos de ayer, en las 24 horas previas hubo en Portugal 311 casos, frente a los 125 de España. Del total de contagios lusos 240 corresponden a la región de Lisboa Valle del Tajo. Con oscilaciones, esta zona se ha situado este mes en sus niveles máximos de toda la pandemia, hasta el punto de que el miércoles superó por primera vez en el total de casos al Norte, que era desde el principio la región más golpeada.

La situación de Lisboa ya había obligado al siempre centralista Gobierno portugués a plantear una salida del confinamiento a dos velocidades, para la región de la capital y para el resto del país. Desde ayer hay tres niveles distintos, el del mayor parte del territorio nacional, donde no puede haber reuniones de más de 20 personas; el de un parte del área metropolitana de Lisboa, donde los encuentros sólo pueden ser de 10 personas y los comercios cierran a las 8 de la tarde, y el de los 19 distritos más afectados, donde se vuelve a establecer el confinamiento, a través de lo que el Gobierno luso llama “el deber cívico de recogimiento domiciliario”.

Las salidas de casa quedan limitadas para cuestiones excepcionales, como ir a trabajar o hacer la compra. El Gobierno ha endurecido el régimen de sanciones por incumplir las normas.

Con la vuelta al confinamiento parcial en Lisboa, Portugal intenta controlar la infección en la capital, en un momento en el que ya aparecieron focos preocupantes, como uno en la región turística del Algarve y varios en geriátricos. En el conjunto de la pandemia Portugal mantiene cifras mejores que los países de su entorno, que llevaron a la designación de Lisboa como sede de la fase final de la Champions. Pero las de las últimas semanas las cifras lusas son acusadamente peores que las de España.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó ayer de un aumento de contagios de la Covid-19 en Europa a causa del inicio de los desconfinamientos. Este organismo aseguró que el coronavirus sigue expandiéndose y aconsejó no bajar la guardia, subrayando que cada día se registran 20.000 nuevos casos y 700 muertes en el continente. “La última semana, Europa ha visto un crecimiento de infecciones semanales por primera vez desde hace meses”, advirtió el director general de la organización en Europa, Hans Kluge.

Fuente