Sociedad

Estados Unidos tiene la tasa mas baja de natalidad desde 1986

Los partos por cesárea disminuyeron un décima en 2018 y se situaron en el 31.9 % del total, la cifra más baja desde 2009.

nacimiento

La tasa de natalidad de Estados Unidos alcanzó el año pasado mínimos históricos para mujeres adolescentes y jóvenes, con lo que la cifra a nivel nacional disminuyó a niveles no vistos en 32 años, según un reporte divulgado este miércoles por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

El reporte provisional, difundido el miércoles en base a más del 99% de los registros de nacimientos del país, encontró que hubo 3.78 millones de nacimientos el año pasado, un 2 % menos que en 2017 (3.8 millones), y solo superior a los 3.67 millones de 1986, indicaron las autoridades sanitarias.

Se trata del cuarto año consecutivo en el que disminuye la tasa de natalidad, la más baja desde el año de 1986 y una sorpresa para muchos expertos dado el buen estado de la economía.

Por otro lado la tasa de fertilidad alcanzó los 59 nacimientos por cada 1,000 mujeres entre los 15 y 44 años de edad, de 1.7 hijos por cada mujer en Estados Unidos disminuyó 2% menos que en 2017 cuando se ubicó en 60 nacimientos por cada 1,000.

Las cifra significa que la generación actual no está produciendo suficientes bebés para reemplazarla. La tasa de fertilidad es un estimado hipotético basado en proyecciones sobre tasas de natalidad.

Lo que no queda claro es si las mujeres estadounidenses están postergando la maternidad, o descartándola del todo.

Si la tendencia se mantiene, dicen expertos, podría ocurrir una escasez de mano de obra incluso en el sector de atención geriátrica, sumamente importante para la generación de la posguerra que está ahora entrando en la vejez.

“Siempre estoy anticipando un aumento de la tasa de natalidad pero no ocurre”, declaró Kenneth M. Johnson, demógrafo de la Escuela Carsey de Políticas Públicas de la Universidad de Nuevo Hampshire.

Estima que 5.7 millones de bebés habrían nacido en la década pasada.

"Son muchas aulas de kindergarten que quedaron vacías", expresó Johnson, quien no estuvo involucrado en el estudio reciente.

Otros expertos parecen despreocupados y vaticinan que las mujeres jóvenes eventualmente tendrán sus bebés.

Los únicos dos grupos demográficos con tasas de natalidad levemente mayores en 2018 fueron las mujeres de entre 35 y 40, y las de entre 40 y 45 años de edad.

“Nuestra tasa de fertilidad sigue siendo bastante alta para una nación acaudalada”, manifestó Caroline Sten Hartnett, demógrafa en la Universidad de Carolina del Sur.

Las mujeres estadounidenses están empezando a tener hijos antes que las de otras naciones desarrolladas, de acuerdo con otras investigaciones. También en otros países está disminuyendo la tasa de natalidad.

Los jóvenes estadounidenses sí quieren tener hijos, pero no se sienten con la estabilidad financiera necesaria para hacerlo, apuntó Karen Benjamin Guzzo, experta en asuntos familiares en la Universidad Bowling Green de Ohio.

Estados Unidos podría tomar más medidas para facilitar la creación de familias si aprobara mejores permisos de maternidad y subsidios para el cuidado infantil, opinó Guzzo.

Según los datos de CDC, la tasa de nacimiento entre las adolescentes de 15 a 19 años fue de 17.4 nacimientos por cada 1,000 mujeres en 2018, lo que representa una disminución del 7 % con respecto al 2017 y otra cifra récord a la baja entre este grupo de edad, al disminuir un 58 % desde 2007.

Los investigadores determinaron que esta tendencia se mantuvo entre los distintos grupos étnicos, entre los cuales se registró un descenso de un 1 % entre las hispanas, un 2 % entre las blancas no hispanas y las afroamericanas y un 3 % entre las asiáticas. "Observamos que el comportamiento de las hispanas se parece un poco al de las blancas no hispanas en ciertas áreas. Podemos ver ciertas similitudes entre estos dos grupos", dijo Brady Hamilton investigador del Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los CDC.

A pesar de ello, las mujeres latinas siguen teniendo todavía más hijos que las de otras etnias y razas, lo que contribuye a aumentar el porcentaje en relación a la población general. Según datos del censo, la población hispana en julio de 2017 era de 58.9 millones, lo que la convierte en la minoría étnica o racial más grande del país, con un 18.1 % de la población total del país. Esta tendencia se mantendrá y, sumado a la inmigración, lleva a que el censo prevea que la población latina alcanzará los 111 millones en 2060, año en el que representará el 28 % de los habitantes de EEUU.

En cuanto al método de dar a luz, los partos por cesárea disminuyeron un décima en 2018 y se situaron en el 31.9 % del total, la cifra más baja desde 2009. Por otra parte, la tasa de nacimientos prematuros subió por cuarto año consecutivo y alcanzó el 10.02 % en 2018, mientras que la de bebés con bajo peso al nacer se mantuvo inalterada con respecto a 2017 (8.28 %).

Fuente