Sociedad

En el mundo 1 de cada 3 adolescentes se sintió acosado y la mitad ha experimentado violencia

Adolescentes de entre 13 y 15 años de todo el mundo se han sentido acosados mientras que la mitad de los estudiantes de esta edad han sufrido algún tipo de violencia física por parte de sus compañeros de clase o en el entorno de la escuela.

acosoadolescente

Así se desprende del informe Una lección diaria:#STOPViolenciaInfantil en las escuelas publicado este jueves por el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF), el cual pone de manifiesto que la violencia entre menores, tanto en forma de acosos como de peleas físicas, es algo generalizado en la educación de los niños en todo el mundo.

En lo que se refiere al acoso escolar, o bullying, uno de cada tres adolescentes se ha sentido acosado, siendo el riesgo mayor de acoso entre los pertenecientes a etnias o grupos minoritarios, los que presentan discapacidades y también entre los menores LGTB, destaca el informe. Asimismo, pone de relieve que el acoso no solo se produce en la escuela sino que en el mundo digital actual ha adquirido la forma de ciberacoso.

Los niños que experimentan esta forma de acoso, según UNICEF, son más proclives al consumo de alcohol y drogas, a tener malas calificaciones y a experimentar baja autoestima y problemas de salud, llegándose en los casos más extremos al suicidio. Según el informe de la agencia de la ONU, tres de cada diez estudiantes en 39 países industrializados reconocen haber acosado a otros compañeros.

Por sexos, UNICEF resalta que, aunque niños y niñas corren el mismo riesgo de sufrir acoso escolar, en el caso de las niñas es más probable que experimenten violencia psicológica mientras que los niños se enfrentan a un mayor riesgo de violencia física y amenazas.

Por otra parte, casi uno de cada tres adolescentes de entre 13 y 15 años asegura haberse visto inmerso en una pelea física en el último año. Asimismo, el informe incide en que la violencia derivada del uso de armas, navajas o pistolas en las escuelas se sigue cobrando vidas.

Tanto la violencia como el acoso, ha alertado UNICEF, afectan el aprendizaje y el bienestar de los estudiantes, tanto en países pobres como ricos. "La educación es clave para la construcción de sociedades pacíficas y, sin embargo, para millones de niños alrededor del mundo la escuela no es un lugar seguro", ha lamentado la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta H. Fore. "Cada día, muchos estudiantes, ya sea en persona o través de Internet, se enfrentan a una serie de peligros, desde peleas, presión para que formen parte de pandillas o intimidación a formas de disciplina violentas, acoso sexual o violencia armada", ha resaltado en un comunicado.

Estas situaciones, ha incidido Fore, "afectan su aprendizaje en el corto plazo, y a la larga pueden provocarles depresión, ansiedad y hasta llevarlos al suicidio". "La violencia es una lección inolvidable que ningún niño debería de aprender", ha asegurado.

En este sentido, UNICEF y sus aliados proponen una serie de medidas urgentes para acabar con la violencia en las escuelas que pasan entre otras cosas por la implementación de políticas y legislaciones que protejan a los menores de este problema, además de reforzar las medidas de prevención y respuesta en las escuelas.

Asimismo, la agencia de la ONU apuesta por que las sociedades y las personas respalden a los estudiantes a la hora de denunciar actos de violencia, y que trabajen para cambiar la cultura dentro de las aulas y en las sociedades y comunidades. UNICEF también considera necesario que se recabe mejor información, desglosada, sobre violencia contra los niños en la escuela y en el entorno escolar, y compartir esos datos.

Fuente