Familias y amigos volvieron a reunirse en el país oceánico con la reanudación de los viajes internacionales, luego de 18 meses de restricciones provocadas por la pandemia.

59682330_401-2

Australia suavizó este lunes (01.11.2021) sus restricciones fronterizas por primera vez desde el inicio de la pandemia, permitiendo que muchas familias se vuelvan a reunir, provocando emotivas escenas en los aeropuertos.

Si bien los viajes se limitan inicialmente a los ciudadanos australianos, residentes permanentes y sus familiares directos, la medida pone en marcha el plan de reapertura a los turistas y trabajadores internacionales, ambos muy necesarios para revitalizar una nación fatigada por la pandemia de COVID-19.

Los reencuentros familiares provocaron escenas emotivas en el aeropuerto internacional de Sídney. Poco después del amanecer, pasajeros adormilados comenzaron a salir a la terminal aérea Kingsford Smith International, donde los recibió el abrazo emotivo de sus familiares con flores en mano.

Australia levantó la veda sobre los viajes internacionales sin autorización, mientras sus dos mayores ciudades, Sídney y Melbourne, permiten las llegadas de personas vacunadas sin necesidad de cuarentena.

Restricciones severas desde marzo de 2020

El país aplicaba desde el 20 de marzo de 2020 algunas de las restricciones fronterizas más severas del mundo en respuesta al COVID-19, lo que frenó casi todos los viajes al país y llevó a sus críticos a calificarlo como un "estado ermitaño".

Tim Turner, quien no había visto a su hijo en más de un año, dijo que fue "maravilloso" poder reencontrarse.

Aterrizar en Sídney fue "hermoso, hermoso", dijo Turner a periodistas en el aeropuerto.

Julie Choo, quien viajó desde Reino Unido para visitar a su madre en el hospital, dijo que intentó no llorar cuando el avión aterrizó.

"No puedo esperar a tocar la mano de mi madre cuando la vea, no puedo esperar abrazarla, va a ser muy emotivo", admitió.

Las familias han estado divididas por continentes y decenas de miles de personas quedaron varadas en el exterior, mientras que aquellas que recibieron permiso de regresar debieron gastar miles de dólares para pasar 14 días en cuarentena en un hotel.

Morrison: "Un gran día para Australia"

Abhi Bajaj, de 35 años, consideró "muy abrumador" poder viajar a Estados Unidos para celebrar la navidad con su familia después de dos años separados.  "Esperé este día por mucho tiempo", declaró a AFP antes de abordar un vuelo a Los Angeles.

La aerolínea australiana Qantas paralizó gran parte de su flota por más de 18 meses, y su presidente Alan Joyce celebró la reanudación de los vuelos internacionales. "Es maravilloso ver que los australianos puedan reunirse con sus seres queridos tras tanto tiempo separados", comentó.

El primer ministro Scott Morrison dijo que era "un gran día para Australia", y declaró en Facebook que el país está "listo para despegar".

Fuente

Noticias Relacionadas

El barbijo sigue siendo efectivo contra el COVID-19: usarlo reduce 53 % la posibilidad de contagio

Leer Nota

Argentina: por qué se desechan toneladas de alimentos aptos para el consumo y cómo evitarlo

Leer Nota

Denuncian que la evaluación de la UE del glifosato no es “objetiva”

Leer Nota

Emiratos Árabes compra 80 aviones de combate Rafale a Francia

Leer Nota