Sociedad

El hombre del brazo de oro

James Harrison llegó a realizar 1.100 donaciones de sangre y salvar la vida de 2,4 millones de bebés.

Crédito: CNN

Crédito: CNN

A raíz de una intervención quirúrgica, a sus 14 años, los médicos descubrieron que James Harrison tenía un anticuerpo en su sangre capaz de salvar vidas.

Por esto, Harrison decidió donar su sangre y plaquetas y lo hizo de manera constante durante sesenta años. Quienes recibieron su sangre fueron bebés diagnosticados con la enfermedad hemolítica del recién nacido, una alteración que ataca los glóbulos rojos de la madre.

Con 81 años recién cumplidos, James Harrison alcanzó la edad límite para donar y el 11 de mayo hizo su último gran acto de solidaridad, según detalla la BBC.

Por su gesto, el australiano es considerado un héroe en su país y recibió la Medalla de la Orden de Australia.

Fuente