Sociedad

Día Mundial del Donante de Sangre

Cada 14 de junio se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre, como una forma de concientizar a cerca de la importancia de difundir una de las prácticas de salud pública más importantes.

tiposdesangre

Todas las personas deben disponer de sangre y componentes ante un requerimiento transfusional. Por ello, es imprescindible contar con gente que en forma regular done sangre en forma voluntaria y desinteresada.

Las transfusiones de sangre y sus productos salvan millones de vidas al año. La sangre y los productos sanguíneos son elementos esenciales para el tratamiento apropiado de las mujeres con hemorragias asociadas al embarazo y al parto; los niños que padecen anemia grave a causa del paludismo y la malnutrición; los pacientes con trastornos hematológicos y de médula ósea, trastornos hereditarios de hemoglobina e inmunodeficiencia; las víctimas de un traumatismo, emergencias, desastres y accidentes, así como los pacientes que se someten a intervenciones médicas y quirúrgicas avanzadas.

Aunque el suministro de sangre y productos sanguíneos es una necesidad universal, existen diferencias marcadas en cuanto al nivel de acceso a sangre y productos sanguíneos seguros entre los distintos países y dentro de los mismos. En muchos países los servicios de sangre siguen teniendo problemas para ofrecer sangre y productos sanguíneos suficientes y garantizar su calidad y seguridad.

En mayo de 2005, en la 58.ª Asamblea Mundial de la Salud, los ministros de salud de todo el mundo hicieron una declaración unánime de compromiso y apoyo en favor de la donación voluntaria de sangre e instituyeron, en virtud de la resolución WHA58.13, el Día Mundial del Donante como un acontecimiento anual que se celebraría el 14 de junio de cada año. Asimismo, la resolución insta a los Estados Miembros a que pongan en marcha y presten apoyo a programas de sangre sostenibles, coordinados a nivel nacional y bien organizados, con sistemas de regulación apropiados.

Para ello, los gobiernos deben proporcionar fondos suficientes para disponer de servicios de donación de sangre de alta calidad y ampliar esos servicios a fin de poder contar con un suministro de sangre segura suficiente que permita atender a las necesidades de los pacientes. En 2009, expertos en medicina de las transfusiones, instancias normativas y representantes no gubernamentales de 40 países formularon la Declaración de Melbourne, en la que se establecía la meta de que todos los países logren en 2020 que la totalidad de su suministro de sangre se obtenga a través de donaciones voluntarias y no remuneradas.

El tema de la campaña de este año es la donación de sangre y el acceso universal a las transfusiones de sangre segura, como elemento para lograr la cobertura sanitaria universal. Hemos adoptado el lema «Sangre segura para todos» para sensibilizar sobre la necesidad universal de sangre segura en la prestación de atención de salud y la función esencial que desempeñan las donaciones voluntarias en la consecución del objetivo de la cobertura sanitaria universal. El tema tiene por objeto alentar vivamente a más personas en todo el mundo a convertirse en donantes y a hacer donaciones regulares, acciones que constituyen la piedra angular para crear una base sólida sobre la que establecer un suministro de sangre sostenible a nivel nacional que permita atender a las necesidades de transfusión de todos los pacientes.

El día y el tema también son un llamamiento a la acción para que todos los gobiernos, las autoridades nacionales de salud y los servicios nacionales de sangre proporcionen recursos adecuados y establezcan sistemas e infraestructuras para aumentar la recolección de sangre de donantes voluntarios, no remunerados y habituales; proporcionar atención de calidad a los donantes; promover y aplicar un uso clínico adecuado de la sangre, e implantar sistemas de supervisión y vigilancia de la cadena completa de transfusión sanguínea.

Los objetivos de la campaña de este año son:

- homenajear y agradecer a los donantes de sangre y alentar a quienes todavía no han donado a que lo hagan;

- destacar que es necesario comprometerse a donar durante todo el año si se quiere mantener un suministro suficiente y lograr el acceso universal y oportuno a transfusiones de sangre segura;

- llamar la atención sobre la salud del donante y la calidad de la atención proporcionada al donante como factores fundamentales para afianzar el compromiso del donante y su voluntad de donar habitualmente;

- demostrar la necesidad del acceso universal a transfusiones de sangre segura y promover su función en la prestación de una atención de salud eficaz y en la consecución del objetivo de la cobertura sanitaria universal;

- movilizar apoyo a escala nacional, regional y mundial entre los gobiernos y los asociados para el desarrollo para reforzar, sostener e invertir en programas nacionales de sangre.

Fuente