En el "Día de Escritores en Prisión", la asociación de escritores PEN pone especial atención en cuatro autores y periodistas perseguidos, amenazados y encarcelados. Entre ellos, un rapero cubano.

59806581_303

Cada año, el 15 de noviembre, Día de Escritores en Prisión, el PEN International, con sede en Londres, expone la situación de los autores encarcelados o perseguidos. También se conmemora a los fallecidos por haber ejercido su derecho a la libertad de expresión.

Una vez más, dicha asociación de escritores seleccionó algunos casos que ejemplifican la represión que experimentan muchos escritores. Este año, centra la atención en particular sobre cuatro autores encarcelados: Rahile Dawut (China/Xinjiang), Selahattin Demirtaş (Turquía), Mohamed Al-Roken (Emiratos Árabes Unidos) y Maykel Osorbo (Cuba). "Desafortunadamente, las amenazas a los autores de todo el mundo no han disminuido", explicó Ralf Nestmeyer, vicepresidente y representante de Escritores en Prisión del PEN alemán. ″Con gran preocupación observamos la situación en todos aquellos países donde se reprime la libertad de expresión y se encarcela a los intelectuales”, añadió.

Panorama desolador para la libertad de expresión

Tras una investigación del PEN sobre la minoría uigur, la autora, Rahile Dawut, fue presuntamente internada en la República Popular China.

El político, abogado y escritor turco Selahattin Demirtas se halla entre rejas desde 2016. Fue condenado a cuatro años y ocho meses de prisión por propaganda terrorista. Están pendientes más procedimientos contra Demirtas, miembro honorario del PEN alemán.

El abogado en derechos humanos Mohammed Al-Roken se encuentra en prisión en los Emiratos Árabes Unidos desde 2012. Se le acusa de haber creado una organización secreta para derrocar al gobierno.

El rapero cubano Maykel Osorbo está encarcelado en la prisión de Pinar del Río, desde mayo de 2021, por "disturbios públicos" y "resistencia a los agentes de policía".

El Comité Internacional de Escritores en Prisión de Londres muestra un panorama sombrío sobre el estado de la libertad de expresión. Además de los casos nuevos, la estadística anual también recoge el destino de los escritores gravemente amenazados y que han estado expuestos a la arbitrariedad del poder judicial durante décadas. En Turquía, por ejemplo, todavía hay procesos legales contra varios autores y más de 40 periodistas que fueron arrestados entre 2009 y 2010, y apenas años después obtuvieron la libertad condicional. Además, hay cinco escritores encarcelados en Eritrea desde 2001 y se desconoce su paradero.

De nuevo muchos periodistas asesinados

El PEN también denuncia los asesinatos de periodistas. Según investigaciones del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ), 22 trabajadores de los medios de comunicación murieron debido a sus informes, el doble que el año anterior. México y Afganistán se encuentran entre los países más peligrosos del mundo para los periodistas.

Además, 44 escritoras fueron detenidas, juzgadas, agredidas o amenazadas por protestar contra las violaciones de derechos humanos, denunciar la corrupción, criticar a sus gobiernos o defender los derechos de las minorías. Es también el caso de la escritora y activista de derechos humanos Golrokh Ebrahimi Iraee, encarcelada en Irán en condiciones deplorables, por describir la lapidación de una mujer en un cuento inédito. En Turquía, según los últimos informes, el premio Nobel de literatura Orhan Pamuk será juzgado otra vez, porque habría supuestamente insultado al fundador del estado turco, Ataturk.

Premio Hermann Kesten para Irena Brežná

En Brasil, la escritora Patrícia Campos Mello investigó una posible financiación ilegal de la campaña electoral del presidente Jair Bolsonaro, lo que generó acusaciones falsas. El colectivo de artistas feministas LasTesis de Chile enfrentó acusaciones de violencia luego de colaborar con la banda rusa de punk Pussy Riot en una producción de video, donde se denuncia violencia policial, aumento de violencia doméstica por la pandemia y desigualdad social.

En estos días, el centro alemán PEN también está haciendo campaña a favor del fundador de la plataforma WikiLeaks, Julian Assange, encarcelado en Londres. La asociación de escritores lo nombró miembro honorario y exige que el periodista no sea extraditado a Estados Unidos.

En unos días, el PEN alemán en Darmstadt entregará el premio Hermann Kesten, dotado con 10.000 euros, a la autora Irena Brežná. El premio honra a personalidades que, de acuerdo con la carta del PEN internacional, se comprometen de manera especial con los escritores y periodistas perseguidos y encarcelados.

Fuente

Noticias Relacionadas

El barbijo sigue siendo efectivo contra el COVID-19: usarlo reduce 53 % la posibilidad de contagio

Leer Nota

Argentina: por qué se desechan toneladas de alimentos aptos para el consumo y cómo evitarlo

Leer Nota

Denuncian que la evaluación de la UE del glifosato no es “objetiva”

Leer Nota

Emiratos Árabes compra 80 aviones de combate Rafale a Francia

Leer Nota