Starbucks no es la primera gran cadena en Estados Unidos que se resiste a la sindicalización de las personas que ha empleado. Amazon se enfrenta a un intento similar en Nueva York.

tr-jy4t6SY9Ax0-unsplash

Un sindicato estadounidense presentó este jueves (04.11.2021) una denuncia contra la cadena de cafeterías Starbucks por su "campaña de amenazas, intimidación y vigilancia" en tres de sus locales en Buffalo (norte del estado de Nueva York) por el intento de personas empleadas ahí para organizarse.

La denuncia ha sido presentada por Workers United, afiliado al SEIU -el mayor sindicato del sector servicios de Nueva York- en un juzgado de Buffalo, y precisa que esta campaña de la compañía en su contra se desarrolla desde agosto de 2021 como "respuesta a los esfuerzos de los compañeros de Buffalo de organizar un sindicato".

La cadena ha respondido públicamente que no es favorable a la creación de un sindicato: "Trabajamos juntos y colaboramos, así es como resolvemos los problemas, así es como evolucionamos, así es como servimos a nuestros clientes, como socios. Por eso estamos en desacuerdo (con la idea de un sindicato), pero estamos buscando opciones y vamos a hacer lo que siempre hemos hecho, servir a nuestros socios", aseguraba el 29 de octubre el director ejecutivo de Starbucks, Kevin Johnson.

Las 128 personas que trabajan en los tres establecimientos de Buffalo que se quieren organizar comenzarán una votación por correo que concluirá el 8 de diciembre para decidir si finalmente se sindicalizan o no.

 Su lucha comenzó en agosto de 2021, cuando quienes pertenecen a la planilla solicitaron sindicarse a la Junta Nacional de Relaciones Laborales (NLRB, por sus siglas en inglés), organismo que autoriza la formación de organismos gremiales. Starbucks intentó frustrar entonces la iniciativa tratando de convencer a la Junta de que la votación no debía restringirse a las tres cafeterías que habían lanzado la propuesta, sino que tenía que ampliarse a las veinte cafeterías que incluye esa región del norte del estado de Nueva York.

Sin embargo, la NLRB se pronunció el pasado 29 de octubre en favor del grupo de trabajadores garantizando su derecho a crear un sindicato en los tres locales que lo solicitaron. Mientras esperan la votación, ya han diseñado su logo: un puño negro levantado agarrando uno de los vasos clásicos en los que la cadena sirve sus bebidas.

Su reclamo ha sido apadrinado abiertamente por la congresista demócrata Alexandria Ocasio Cortez, conocida por sus posturas progresistas en el seno de su partido, lo que les ha proporcionado un poderoso altavoz. "La lucha contra los sindicatos es un negocio sofisticado y lucrativo. Se especializa en la psicología de hacerte dudar de ti mismo y de tus compañeros. ¡No se dejen engañar!", escribió en su cuenta de Twitter.

 Starbucks no es la primera gran cadena en Estados Unidos que se resiste a la sindicalización de sus trabajadores. Amazon -el segundo mayor empleador del país y conocido también por su antisindicalismo- se enfrenta a un intento similar de trabajadores de un almacén de Nueva York, después de que fracasara la intención de un grupo de sus empleados en Alabama.

Fuente

Noticias Relacionadas

El barbijo sigue siendo efectivo contra el COVID-19: usarlo reduce 53 % la posibilidad de contagio

Leer Nota

Argentina: por qué se desechan toneladas de alimentos aptos para el consumo y cómo evitarlo

Leer Nota

Denuncian que la evaluación de la UE del glifosato no es “objetiva”

Leer Nota

Emiratos Árabes compra 80 aviones de combate Rafale a Francia

Leer Nota