Sociedad

Con la expulsión de médicos Cubanos de Brasil la isla caribeña perderá cerca de 330 millones de dólares

Cuba anunció el miércoles que no continuará participando en el programa Más Médicos en Brasil, en el que participan de 8.000 a 11.000 galenos caribeños.

medicoscirugia

"Las modificaciones anunciadas imponen condiciones inaceptables e incumplen las garantías acordadas", anunció Granma, órgano oficial del Partido Comunista Cubano (PCC).

La administración de Díaz-Canel achaca a Bolsonaro "referencias directas, despectivas y amenazantes a la presencia de nuestros médicos... con falta de respeto a la Organización Panamericana de la Salud y a lo convenido por esta con Cuba, al cuestionar la preparación de nuestros médicos y condicionar su permanencia a la reválida del título y como única vía la contratación individual".

Bolsonaro ya había criticado durante su campaña las condiciones de "esclavitud" de los médicos caribeños llegados a Brasil gracias al acuerdo alcanzado en 2013 entre la ex presidenta Dilma Rousseff y el general Raúl Castro. "Cuba se queda la mayor parte de los salarios de los médicos cubanos y restringe la libertad de estos profesionales y sus familiares. Se están retirando por no aceptar revisar esta situación absurda que viola los derechos humanos", respondió el presidente electo.

El nuevo gabinete brasileño había planeado condicionar el programa al examen de sus capacidades y al pago del salario completo. Según investigadores cubanos, los médicos perciben en CUC (pesos convertibles) alrededor del 25% de lo que Brasil paga a Cuba, similar al trato que también existe con Venezuela. "En términos brutos calculamos que son alrededor de 451 millones de dólares: 11.400 médicos por 3.300 dólares. De eso hay que descontar lo que ellos reciben", describe para EL MUNDO el economista cubano Mauricio de Miranda.

Sin duda un duro golpe para un país que busca inversiones tras otro año económico salpicado de dificultades y que cuenta con sus médicos como una de sus principales fuentes de financiamiento.

El programa Más Médicos para Brasil nació gracias a las buenas relaciones de ambos gobiernos. Inversores brasileños también participan en la mega obra del Puerto de Mariel, considerada clave para el devenir económico cubano.

En contrapartida, La Habana y Caracas han anunciado el envío de un nuevo contingente de 500 médicos al país sudamericano, con la excusa de apoyar a los centros hospitalarios. Analistas coinciden que nuevas misiones serían puestas en marcha en otros países, incluidos algunos del mundo árabe.

La Federación Médica Venezolana ha denunciado el "montaje" de un "sistema paralelo", pese a que más de 20.000 profesionales locales han emigrado a otros países huyendo de la voraz crisis económica y social.

Fuente