Sociedad

Como la crisis en Nicaragua afecta a Centroamérica

Las protestas en Nicaragua han dejado a Centroamérica virtualmente partida en dos.

Foto: AFP

Foto: AFP

Casi tres meses después de su inicio, las protestas contra el gobierno de Daniel Ortega comienzan a dejar un saldo regional que hay que sumar al elevado número de muertos, la inestabilidad y la crisis sin precedentes que han sacudido al mayor de los países centroamericanos.

Los  persistentes bloqueos de carreteras han convertido las rutas de comercio que cruzan Nicaragua de norte a sur en una brecha casi infranqueable para el resto de países de la región.

Foto: AFP

Foto: AFP

Costa Rica, Guatemala, El Salvador, Honduras y Panamá también han sido víctimas de los "efectos colaterales" de las protestas que han dejado más de 300 muertos y miles de heridos en Nicaragua, en su mayoría estudiantes, menores de edad y civiles, según organismos de derechos humanos.

El gobierno de Ortega ha utilizado los bloqueos y la necesidad de restablecer el libre tránsito como una justificación para reprimir las protestas. Aunque, desde el punto de vista de los manifestantes, lo consideran como una medida de presión fundamental para llamar la atención del mundo sobre la situación que se vive en el país.

Mario Magaña, director de Asuntos Económicos y Comerciales de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador, explicó al medio BBC que “Dada la posición geográfica estratégica de Nicaragua para el comercio regional, Centroamérica ha quedado dividida en dos”.

Y agregó que, "con esta situación de inestabilidad y los bloqueos de las rutas, la mayor parte del comercio interregional está prácticamente estancando y esto ha traído consecuencias económicas bastante notables para nuestros países".

Según Magaña, esta situación ha generado un encarecimiento del transporte de carga y su logística a nivel regional, conllevó un aumento de los precios de almacenamiento de mercancías y causó pérdidas notables de productos perecederos.

Según una encuesta de la Federación de Cámaras de Comercio de Centroamérica, esta situación llevó al cierre de un 20% de empresas involucradas en el comercio regional con Nicaragua y a la pérdida de unos 500 empleos.

El estudio indica que, hasta el 20 de junio pasado, la crisis en Nicaragua había causado pérdidas por unos US$21,1 millones a los países del área y conllevó a un aumento de los costos de los productos en un 37%.

Estadísticas de la Sieca muestran que los principales afectados por esta situación han sido los países del sur de Centroamérica (Costa Rica y Panamá), quienes son también las economías más fuertes de la región.

Foto: AFP

Foto: AFP

Según explica a BBC Mundo, Duayner Salas, viceministro de Comercio Exterior de Costa Rica, "la situación en Nicaragua nos ha impactado desde hace un par de meses porque Centroamérica representa el 50% del destino de las exportaciones de alimentos y bebidas de nuestro país y porque además Centroamérica, como bloque, representa, dependiendo del año que se mida, entre el segundo y el tercer socio comercial para nuestro país".

"Esta situación no solo nos afecta las exportaciones que realizamos hacia ese país, sino también las que realizamos hacia el Triángulo Norte (Guatemala, El Salvador y Honduras), porque la mayor parte del comercio interregional nuestro pasa necesariamente por la vía terrestre de Nicaragua", señala.

La situación en Panamá no es muy diferente. Más de un centenar de camioneros de ese país se quedaron varados por varias semanas en Nicaragua lo que, unido a la violencia allí, llevó a que las autoridades solicitaran a sus ciudadanos no viajar a esa nación.

Un estudio realizado por el Conhep muestra que desde el 18 de abril, cuando iniciaron las protestas hasta el pasado 20 de junio, en las 3 fronteras comerciales de Honduras con Nicaragua se habían paralizado unos 20.000 contendores en el flujo de comercio que va de los países del norte de Centroamérica hacia el sur y viceversa.

Crédito: Getty images

Crédito: Getty images

Mientras los países de Centroamérica buscan nuevas opciones para solucionar esta crisis, también sacan cuentas del impacto que la situación en Nicaragua va dejando más allá de sus fronteras.

"Esta ha sido la situación con mayor impacto en la región centroamericana en los últimos años. Hubo otras coyunturas, como la de Honduras (cuando la crisis tras el golpe de Estado contra Manuel Zelaya), pero fue mucho más corta. Pero de esta magnitud, es la que ha tenido mayor tiempo e impacto", concluye la ministra de economía de El Salvador, Luz Estrella Rodríguez.

Fuente: BBC Mundo