La Iglesia católica pasa por una turbulencia en Alemania. El cardenal Reinhard Marx ofreció al papa Francisco su renuncia, una semana después de que una comisión del Vaticano iniciara un análisis de cientos de casos de abusos sexuales a menores, cometidos en la arquidiócesis de Colonia.

Captura de Pantalla 2021-06-04 a la(s) 10.37.16

El cardenal y arzobispo de Múnich y Freising expresó en una carta su decisión, aceptando que tiene "corresponsabilidad" en la "catástrofe de los abusos sexuales" por parte de clérigos de la institución católica, en las últimas décadas.

Marx, de 67 años, arzobispo de Munich y Freising, quien dirigió la Conferencia Episcopal Alemana desde 2014 hasta 2020, publicó en línea partes de su texto sobre su dimisión al papa. Allí  indicó que otra de las razones por las que quiere renunciar es que, a su juicio, la iglesia había llegado a "un punto muerto", y que las investigaciones sobre abusos sexuales han mostrado "mucho fracaso personal y errores administrativos".

Asimismo, sostuvo que la resolución de abandonar el cargo tiene como fin dejar "un signo personal" para que se produzca "un nuevo comienzo" en la institución.

"Quiero mostrar que el puesto no está por delante, sino el encargo del Evangelio", escribió el cardenal a Bergolio.

Su ofrecimiento no ha sido aceptado hasta el momento por el papa. Marx indicó en un comunicado en el sitio web de su arquidiócesis que la máxima autoridad de la ciudad del Vaticano le había dado instrucciones de permanecer en el cargo mientras evalúa si acepta la renuncia.

Marx, de 67 años, arzobispo de Munich y Freising, quien dirigió la Conferencia Episcopal Alemana desde 2014 hasta 2020, publicó en línea partes de su texto sobre su dimisión al papa. Allí  indicó que otra de las razones por las que quiere renunciar es que, a su juicio, la iglesia había llegado a "un punto muerto", y que las investigaciones sobre abusos sexuales han mostrado "mucho fracaso personal y errores administrativos".

Asimismo, sostuvo que la resolución de abandonar el cargo tiene como fin dejar "un signo personal" para que se produzca "un nuevo comienzo" en la institución.

"Quiero mostrar que el puesto no está por delante, sino el encargo del Evangelio", escribió el cardenal a Bergolio.

Su ofrecimiento no ha sido aceptado hasta el momento por el papa. Marx indicó en un comunicado en el sitio web de su arquidiócesis que la máxima autoridad de la ciudad del Vaticano le había dado instrucciones de permanecer en el cargo mientras evalúa si acepta la renuncia.

Fuente

Noticias Relacionadas

Vaticano reforma sus leyes para castigar abusos contra menores y adultos

Leer Nota

Chile: jesuitas reconocen a 64 víctimas de abuso sexual

Leer Nota

El rol de las distintas religiones en América Latina frente a la pandemia

Leer Nota

El cristianismo, el islam y el judaísmo piden prohibir la eutanasia

Leer Nota