Sociedad

Alarmante crecida de homicidios en Washington

En la capital de Estados Unidos las armas de fuego ilegales se cobran la vida de 152 personas, un 43% más que el año anterior.

washington2

A mediados de agosto, Washington contabilizaba su homicidio número 100. Cuando faltan poco más de tres semanas para que acabe el año, la cifra se sitúa en 152, un 43% más alta que el año pasado. Según cifras oficiales de la policía. Solo han subido los homicidios, el resto de los delitos (violaciones, asaltos, robos) han decaído.

Evarts Street NE está a poco más de cinco kilómetros de la Casa Blanca, donde duerme el presidente de Estados Unidos. Aquella calle del noreste de la ciudad pertenece al tristemente famoso Distrito 8, donde se concentra la violencia en los barrios al este de Anacostia. A principios de año, la policía aseguraba que la zona vivía bajo el estado de “emergencia" debido al crimen y reforzaba la seguridad enviando docenas de agentes y promovía la incautación de las armas de fuego ilegales. Cuando acababa agosto, el Departamento de Policía del Distrito de Columbia había retirado de las calles más de 1.000 pistolas. A día de hoy la cifra sobrepasa las 1.200.

Como en años pasados, las autoridades culpan a la proliferación de armas de fuego ilegales del alto número de homicidios. Esta violencia armada se ceba sobre los barrios más pobres y se convierte en epidemia. Pero esto no es Chicago. Esto no es Compton (sur de Los Ángeles). Este no es un lugar que se encuentre entre las 10 ciudades más peligrosas de Estados Unidos. “Es solo el Distrito 8”, informa con gesto desesperado Jesse Haynes. Es La capital de la nación y en ella muere gente casi a diario. A minutos en coche de la Casa Blanca.

Fuente