Sociedad

Aerolínea holandesa pidió a una madre que se cubra mientras amamantaba en un vuelo

La mujer ha publicado en redes sociales el incidente, que ocurrió en un viaje de San Francisco a Ámsterdam.

lactancia

KLM, las líneas aéreas holandesas, permiten dar de mamar a bordo de sus aviones, pero con condiciones. Si alguien se siente incómodo con la situación, las azafatas pueden pedir a la madre que se cubra mientras alimenta a su hijo.

Así se lo dijeron a Shelby Angel, una pasajera estadounidense en un vuelo que realizó en junio desde San Francisco a Ámsterdam con su niña de un año. Nadie se quejó durante el trayecto, tal y como ella misma explicó en Facebook, pero la advertencia de la ayudante de vuelo a la madre ha llegado ahora a las redes sociales y KLM se ha convertido en blanco de críticas. La compañía ha emitido este jueves un comunicado donde aclara que “las madres no están obligadas a taparse y no queremos que se sientan juzgadas por hacer lo más natural del mundo, por eso, nuestro personal de cabina puede sugerirles opciones para asegurar su privacidad”.

La compañía holandesa no ha querido hacer más comentarios y se ha remitido a la nota oficial, colgada en su página Web, “que resume nuestras normas y postura: encontrar una solución aceptable para todos y que garantice la seguridad en el aire”, según sus portavoces. El comunicado añade que “nuestro deseo es que todo el mundo esté a gusto, y desde luego, que las madres de nuestros pasajeros más jóvenes pueden amamantar”. Entre las posibles soluciones se incluye cambiar de sitio al pasajero que pueda quejarse, y desde luego, fiarse de su tripulación para hacer sugerencias a las madres. El tuit que ha originado el revuelo en las redes sociales fue la primera respuesta que dio KLM a Heather Yemm, una investigadora británica interesada en demencia y problemas cognitivos, según indica en su cuenta de Twitter, que se hizo eco de la queja de Shelby Angel. La madre estadounidense se negó a cubrirse, aduciendo que “a mi hija no le gusta y se pondría nerviosa”. Puso una queja formal y luego dejó escrito lo siguiente en Facebook: “Elige unas líneas aéreas que respeten la autonomía del cuerpo y el derecho a cuidar a tus hijos como mejor te parezca”.

La OMS recomienda amamantar de forma exclusiva a los bebés hasta los seis meses, y la Organización Nacional de Comadronas de Holanda hace otro tanto, recordando que se trata de “una decisión sensata y esencial para la salud del niño”. El incidente con KLM ha llevado a otras compañías aéreas a aclarar sus políticas al respecto. “Apoyamos a las madres que amamantan, en cualquier momento, y los pasajeros que alimentan a sus hijos son bienvenidos a bordo”, reza la información colgada en su sitio de Web por EasyJet. Por su parte, Iberia, explica en conversación telefónica que “las madres y los infantes viajan en asientos especiales, con cuna, situados en la parte delantera del avión, y allí pueden dar de mamar sin problemas; solo tienen que advertirlo al hacer la reserva”.

Fuente