Salud

Según la OMS el sarampión se triplicó en todo el mundo en lo que va de 2019

En los siete primeros meses de 2019 se reportaron en el mundo 364.808 casos de sarampión, tres veces más que los 129.239 en el mismo período de 2018. La vacunación es el principal arma para evitar su contagio.

Crédito: OMS

Crédito: OMS

Los brotes de sarampión continúan propagándose rápidamente en todo el mundo y causan más muertes.

Según difundió la Organización Mundial de la Salud (OMS), en los siete primeros meses de 2019 se reportaron en el mundo 364.808 casos de sarampión, tres veces más que los 129.239 en el mismo período de 2018.

Los tres países más afectados en el periodo han sido Madagascar (127.000 casos), Ucrania (54.300) y la República Democrática del Congo (7.500), según ha señalado en rueda de prensa el portavoz de la OMS Christian Lindmeier, quien ha subrayado que el número de casos en siete meses ya ha superado al total registrado en todo el año 2018.

Así mismo, se han producido importantes brotes de esta enfermedad en países como Angola, Camerún, Chad, Kazajistán, Nigeria, Filipinas, Sudán, Sudán del Sur y Tailandia.

Lindmeier resaltó que el aumento de casos está relacionado con distintos factores, que incluyen desde la falta de acceso a servicios de salud y vacunación a brotes en zonas en conflicto o con grandes comunidades desplazadas.

También ha citado entre esos factores la "desinformación y la falta de concienciación sobre la necesidad de vacunarse", en alusión a fenómenos como los movimientos antivacunas.

En Europa el número de casos registrados en los seis primeros meses del año ronda los 90.000, más que la cifra total de 2018 (84.000) y suponiendo un aumento del 120 por ciento (más del doble) con respecto a la primera mitad del pasado año.

La OMS también destacó que el número de casos en Estados Unidos (1.100) es el más alto en 25 años, e informó de aumentos del 50 por ciento en los enfermos en el Mediterráneo Oriental y del 230 por ciento en el Pacífico Occidental.

En lo positivo, la organización detectó un descenso del 15 por ciento de los casos reportados en todo el continente americano.

La enfermedad contagiosa, que puede prevenirse con la inoculación de dos vacunas durante la infancia, "está causando grandes pérdidas a los sistemas sanitarios, discapacidades y muertes en diversas partes del mundo", ha destacado el portavoz de la OMS.

Lindmeier advirtió además de que los casos registrados por la OMS son sólo la punta del iceberg de la situación real, ya que se estima que sólo uno de cada 10 casos son reportados.

El sarampión es una enfermedad altamente contagiosa causada por un virus que se reproduce en la nariz y en la garganta de un niño o adulto infectado. Luego, cuando una persona con sarampión tose, estornuda o habla, las gotas infectadas se expulsan al aire, donde otras personas pueden inhalarlas.

Las gotas infectadas también pueden depositarse sobre una superficie, donde permanecen activas y contagiosas durante varias horas. Si te tocas la boca o la nariz con los dedos o te refriegas los ojos luego de tocar una superficie infectada, puedes contraer el virus.

Alrededor del 90 % de las personas propensas que se exponen a una persona que tiene el virus, puede infectarse.

Los médicos de la Clínica Mayo, en EEUU, destacan que los factores de riesgo para el sarampión se incluyen los siguientes:

• No estar vacunado. Si no has recibido la vacuna contra el sarampión, es mucho más probable que manifiestes la enfermedad.

• Viajar a diferentes países. Si viajas a países en desarrollo, donde el sarampión es más frecuente, tienes un riesgo mayor de contraer la enfermedad.

• Tener deficiencia de vitamina A. Si no tienes la cantidad suficiente de vitamina A en tu dieta, es más probable que tengas síntomas más graves y complicaciones.

Entre las complicaciones del sarampión se incluyen las siguientes:

• Infección de los oídos. Una de las complicaciones más frecuentes del sarampión es la infección bacteriana del oído.

• Bronquitis, laringitis o crup. El sarampión puede provocar la inflamación del aparato de la voz (laringe) o la inflamación de las paredes internas que alinean las principales vías de paso de aire de los pulmones (tubos bronquiales).

• Neumonía. La neumonía es una complicación frecuente del sarampión. Las personas que tienen el sistema inmunitario comprometido pueden contraer una variedad especialmente peligrosa de neumonía que, a veces, es mortal.

• Encefalitis. Aproximadamente, 1 de cada 1000 personas con sarampión puede contraer una complicación llamada "encefalitis". La encefalitis puede manifestarse muy poco después de haber contraído sarampión o después de varios meses.

• Problemas en el embarazo. Si estás embarazada, debes tener mucho cuidado de no contagiarte sarampión porque esta enfermedad puede provocar un parto prematuro, bajo peso en el bebé al nacer o mortalidad materna.

Fuente