Salud

El cannabis podría ayudar contra la psicosis

Una investigación inglesa comprobó que el uso de un extracto llamado cannabidiol redujo los patrones neuronales vinculados con alucinaciones y delirios.

cannabis

Los escaneos cerebrales han revelado por primera vez cómo una sustancia encontrada en las plantas de cannabis puede ayudar a los pacientes con trastornos psicóticos a disminuir la actividad cerebral anormal que aparece en esos pacientes.

Una única dosis de cannabidiol, un extracto no intoxicante de la planta, redujo los patrones inusuales de comportamiento neuronal relacionado con las alucinaciones, delirios y otros síntomas de psicosis, según encontraron los investigadores.

El impacto de la sustancia ha mejorado las esperanzas de que las preparaciones médicas de cannabidiol puro o de nuevos fármacos basados en el compuesto, puedan convertirse en tratamientos efectivos para los jóvenes que desarrollan psicosis, pero no responden a las medicinas ya existentes.

Los tratamientos más comunes para la psicosis operan hoy sobre un químico cerebral denominado dopamina, pero no se han desarrollado nuevos fármacos para la enfermedad desde que fuera descubierta en la década del '50. "Estos resultados claramente allanan el camino para el desarrollo de una clase novedosa de tratamientos antipsicóticos", afirmó Sagnik Bhattacharyya, quien dirigió la investigación en King’s College de Londres.

Las plantas de cannabis producen más de 100 compuestos activos conocidos como cannabinoides. El más potente, y la sustancia responsable de “estar fumado” del cannabis, es el THC o tetrahidrocannabinol. En las últimas dos décadas, el cannabis con altos niveles de THC, aproximadamente un 15%, ha llegado a dominar el mercado en el Reino Unido y en todos lados.

Mientras se sospecha que el cannabis de alta potencia eleva el riesgo de problemas de la salud mental en algunos consumidores frecuentes de cannabis, el cannabidiol o CBD parece tener las propiedades contrarias, o sea, antipsicóticas. En el cannabis ilegal, hay demasiado poco CBD como para que tenga efecto beneficioso, pero los investigadores, durante mucho tiempo, se preguntaron si las dosis de CBD puro podría ayudar a proteger contra la psicosis.

“Sabíamos por estudios anteriores que el CBD tenía efectos antipsicóticos, aunque no sabíamos cómo funcionaba”, afirmó Bhattacharyya.

Para este hallazgo, los investigadores reclutaron a 33 personas que habían buscado asistencia por síntomas psicóticos leves u ocasionales, tales como escuchar voces o tener delirios paranoides. A 16 de ellos se le dio una única dosis de cannabidiol, mientras que los 17 restantes recibieron un placebo con apariencia idéntica.

Los científicos entonces observaron cómo se comportaron los cerebros de los voluntarios mientras realizaban tareas simples en un resonador magnético por imágenes. Mientras estaban en el equipo, se les pidió que dijeran si pares de palabras como ‘bebé’ y ‘llora’ estaban relacionados o no, y más tarde, que recordaran la palabra que completaba un par cuando se lo pidieron los científicos.

Cuando los investigadores compararon los escaneos de los diferentes grupos de pacientes, y con los escaneos de los pacientes saludables combinados por edad y sexo, encontraron que los pacientes con síntomas psicóticos tuvieron patrones anormales de actividad en tres regiones distintas del cerebro, todos ellas involucradas en la psicosis. Pero en pacientes que recibieron una única dosis de CBD, la actividad cerebral inusual pareció estar disminuida, dando como resultado que sus escaneos fueran más similares a los de los individuos sanos. Los detalles del trabajo fueron publicados en JAMA Psychiatry.

“Esta fue solo una dosis única de CBD y eso no va a tratar o curar la psicosis”, dijo Bhattacharyya. “Aunque esto nos muestra que el CBD al menos tiene un efecto sobre la actividad cerebral anormal que es consistente con un antipsicótico”.

Los investigadores del King’s College ahora lanzan el primer estudio en gran escala para investigar si el CBD puro de grado medicinal es un tratamiento efectivo para los jóvenes que tienen alto riesgo de psicosis en desarrollo. El estudio, que se espera comience a reclutar pacientes a comienzos del año próximo, está respaldado por el Consejo de Investigación Médica y el Instituto Nacional para la Investigación de Salud.

“Si el estudio muestra que tiene eficacia, entonces el próximo paso será atravesar los obstáculos regulatorios para usar CBD con el fin de tratar pacientes en la clínica”, dijo Bhattacharyya. “No deberíamos tener la impresión de que está bien comenzar a prescribir CBD mañana mismo”.

Fuente