Salud

Día Mundial de la Prevención del Cáncer de Cuello Uterino

El cáncer de cuello de útero es una enfermedad en la cual se produce un crecimiento anormal de células tumorales en los tejidos del cuello uterino. La principal causa de cáncer de cuello uterino es el HPV (Virus del Papiloma Humano).

taller-de-prevencion-de-cancer-en-la-mujer

El HPV es un grupo de más de 150 virus que se transmite generalmente a través de las relaciones sexuales. También se puede contagiar a través del contacto con la piel de persona a persona. En la mayoría de los casos, el virus desaparece solo. Pero si la infección persiste, puede producir lesiones que con los años pueden convertirse en cáncer.

El cáncer de cuello de útero es uno de los pocos cánceres que se pueden diagnosticar precozmente, es decir, antes de que la mujer aprecie algún síntoma. Las revisiones ginecológicas habituales y la realización anual del test de Papanicolaou (PAP) y Colposcopia permiten el diagnóstico de las lesiones pre malignas, de tal forma que su tratamiento evita que éstas evolucionen a lesiones invasivas.

Los síntomas a menudo no comienzan sino hasta que un cáncer se torna invasivo y crece hacia el tejido adyacente. Cuando esto ocurre, los síntomas más comunes son: sangrado vaginal anormal, secreción vaginal inusual y/o dolor durante las relaciones sexuales.

En Argentina, es el segundo cáncer más diagnosticado en mujeres. Se estima que cada año se diagnostican alrededor de 3.000 casos nuevos y mueren aproximadamente 1.800 mujeres a causa de la enfermedad, a pesar de que puede prevenirse con una técnica sencilla como el Papanicolaou.

En España, por otra parte, se registran unos 2.500 casos al año. También en este país, la gran mayoría de los casos, prevenibles con controles médicos previos y hábitos de vida saludables que potencien el sistema inmunológico.

Fuente: LALCEC