Salud

Aprueban nuevo tratamiento para la tuberculosis altamente resistente a los medicamentos

la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos aprobó un nuevo tratamiento para la tuberculosis, ofreciendo nueva esperanza en la lucha contra la enfermedad contagiosa más letal del mundo.

Crédito: isanidad.com

Crédito: isanidad.com

La tuberculosis afecta los pulmones y puede ser especialmente difícil de tratar. El tratamiento de la tuberculosis altamente resistente a los medicamentos ha sido complejo y extenso. Hay pacientes que toman hasta ocho antibióticos, algunos conllevan inyecciones diarias, durante un período de 18 meses o más. Algunos tratamientos más antiguos pueden causar la pérdida de audición para los pacientes.

Pretomanid, un componente desarrollado por la organización sin fines de lucro TB Alliance, forma parte de un tratamiento de tres drogas que pueden ser tomadas oralmente durante más de seis meses.

“Hasta hace poco, la gente contagiada con tuberculosis altamente resistente a los medicamentos tenía pocas opciones en cuanto a su tratamiento y a su prognosis”, así lo asegura la doctora Francesca Conradie, investigadora principal del experimento.

“Este nuevo tratamiento da esperanza a 9 de cada 10 pacientes que logran resultados con cultivos negativos a los 6 meses después del tratamiento, con esta medicación de tipo oral de breve duración”.

Se espera que Pretomanid esté disponible en Estados Unidos a finales de este año y que la Agencia Europea de Medicamentos y la Organización Mundial de la Salud sigan su ejemplo y aprueben este tratamiento. Pretomanid es sólo la tercera droga nueva antituberculosis aprobada para su consumo por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA), en más de 40 años.

4.400 personas mueren a diario de tuberculosis a nivel mundial, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud. Las cepas resistentes a los medicamentos representan más de 500.000 de los 10 millones de casos nuevos de la enfermedad registrados cada año y que se producen en 127 países en todo el mundo.

Fuente