Salud

América: El dengue alcanza el mayor número de casos registrados en la historia

Un nuevo informe de la Organización Panamericana de la Salud alerta que en la región hay más de 2,7 millones de casos, incluyendo 22.127 casos graves y 1206 muertes reportadas hasta finales de octubre de 2019.

dengue

El dengue en las Américas alcanzó el mayor número de casos registrados en la historia, con más de 2,7 millones de casos, incluyendo 22.127 casos graves y 1206 muertes reportadas hasta finales de octubre de 2019, según la última actualización epidemiológica de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

La mayor epidemia anterior de dengue fue en 2015, pero el número de 2.733.635 casos hasta la fecha en 2019 es un 13 por ciento mayor que los de 2015. A pesar de este aumento en el número de casos, la letalidad por dengue (proporción de muertes en los casos de dengue) en 2019 es un 26% menor a lo observado en 2015.

Los cuatro serotipos del virus del dengue están presentes en las Américas y la cocirculación de los cuatro fue reportada en Brasil, Guatemala y México en 2019. La circulación simultanea de dos o más serotipos aumenta la ocurrencia de casos graves de la enfermedad.

Brasil, dado su tamaño poblacional, tuvo el número más alto en esta actualización, con 2.070.170 casos reportados. México tuvo 213.822 casos, Nicaragua reportó 157.573 casos, Colombia tuvo 106.066 casos y Honduras 96.379 casos.

Pero los países con las tasas de incidencia más altas, que relacionan el número de casos con la población, fueron en su mayoría centroamericanos: Nicaragua (2.271 casos por cada 100.000 habitantes), Belice (1.021 casos por cada 100.000 habitantes), Honduras (995,5 casos por cada 100.000 habitantes), y El Salvador (375 casos por cada 100.000 habitantes). El quinto país con mayor tasa de incidencia en las Américas fue Brasil, con 711,2 casos por cada 100.000 habitantes.

Dado el aumento de los casos de dengue y dengue grave en varios países de la región, la OPS recomienda que los países intensifiquen la vigilancia de la enfermedad, así como la vigilancia y control de los mosquitos que transmiten el dengue, involucrando a las comunidades en actividades de prevención y control.

La OPS también está proporcionando asesoramiento detallado sobre cómo manejar y tratar los casos de dengue, dado que "el reconocimiento temprano de los signos de advertencia en las diferentes etapas de la enfermedad es fundamental para proporcionar la atención médica necesaria y prevenir la progresión a la enfermedad grave".

Ante un brote de dengue, la comunicación e información a la población resulta fundamental para acortar su impacto, ayudar a reducir los criaderos domiciliarios y para que las personas afectadas busquen asistencia médica oportuna, de manera de evitar formas graves y muertes por dengue. Los mensajes comunicacionales deben centrarse en la identificación de signos de alarma y la búsqueda de asistencia médica oportuna.

Además, añade la actualización epidemiológica de la OPS, la comunicación debe concientizar a la población sobre la importancia de implementar las intervenciones de control de vectores en sus hogares, de prestar particular atención a los pacientes febriles, y a las acciones especiales requeridas para el control vectorial, específicamente el control de los criaderos de mosquitos en las casas y sus alrededores, así como la protección personal.

“Luego que en 2017 y 2018 se observara una reducción significativa de casos de dengue en todas las regiones, la situación registrada en las primeras 37 semanas de 2019, muestra un repunte preocupante que debiera priorizar la agenda de salud de los países de la Región del Cono Sur”.

Así de contundente es el informe “Dengue – Situación Epidemiológica en las Américas 2019” que la Fundación Mundo Sano elaboró luego de estudiar las cifras oficiales de los ministerios de Salud de la región, en coordinación con datos de la OMS.

El dengue es la arbovirosis con mayor frecuencia e impacto en la salud pública en el mundo y se estima que el 40% de la población mundial vive en zonas de riesgo de infección.

El responsable de la transmisión Aedes aegypti, un mosquito típicamente urbano presente en todos los países y territorios de las Américas, excepto Canadá y Chile continental. Como resultado de esta amplia dispersión se registra transmisión autóctona de dengue en la mayoría de los países.

Fuente