Estados miembros de la UE acordaron reanudar los vuelos comunitarios desde y hacia siete países del sur de África, suspendidos el 26 de noviembre, tras la detección en Sudáfrica de la variante ómicron del coronavirus.

c848722d-2591-4d25-a8ef-14f29573dd16_source-aspect-ratio_default_0

"Los Estados miembros acordaron esta mañana (...) levantar el freno de emergencia para permitir que se reanuden los viajes aéreos con los países del sur de África", indicó en Twitter la presidencia francesa del Consejo de la Unión Europea (UE).

Los países de la UE cancelaron el 26 de noviembre las conexiones aéreas con Sudáfrica, Botsuana, Esuatini, Lesoto, Namibia, Mozambique y Zimbabue, después de que se detectara la nueva cepa multimutante B.1.1.529 bautizada como ómicron, restricción que ahora toca su fin.

"Los viajeros de ese área aún estarán sometidos a las medidas sanitarias aplicables a viajeros de terceros países", agregó la presidencia francesa.

Ese "freno de emergencia" del que se dotó la UE durante la pandemia contempla que se restrinjan temporalmente todos los viajes a la UE desde un país o región donde la situación epidemiológica así lo aconseje, en particular "si se ha detectado una variante preocupante o de interés". La restricción debe revisarse cada dos semanas.

Según una recomendación adoptada por el Consejo de la UE, que no es jurídicamente vinculante y deja en manos de los países su aplicación, los Veintisiete deben permitir la entrada a la UE desde terceros países de ciudadanos vacunados con los fármacos aprobados en la UE (Biontech-Pfizer, Moderna, Astrazeneca, Johnson & Johnson y Novavax).

También deben facilitar el ingreso a los viajeros "esenciales" como ciudadanos europeos, residentes de larga duración en la UE y sus familias, diplomáticos o sanitarios, entre otros, y a los viajeros no esenciales de una serie de países en base a una serie de criterios epidemiológicos entre los que se cuentan Arabia Saudí, Argentina, Australia, Colombia, Corea del Sur, Qatar, Perú, Ruanda y Uruguay.

No obstante, todas las personas "que viajen desde cualquier país por un motivo esencial o no esencial deben haber dado negativo para COVID-19 en una prueba PCR realizada no más de 72 horas antes".

Además, la recomendación aceptada por los países de la UE contempla que los Estados miembros puedan exigir requisitos adicionales como cuarentenas o más pruebas de diagnóstico.

Fuente

Noticias Relacionadas

Los no vacunados también dicen sufrir síntomas de la vacuna anticovid

Leer Nota

Bolivia suspende el carnet de vacunación ante la presión de los grupos antivacunas

Leer Nota

Francia levantará la mayoría de restricciones contra el covid-19 en febrero

Leer Nota

España, Austria, Dinamarca y Luxemburgo contra el gas y nuclear en la taxonomía

Leer Nota