La UE cifró en semanas el tiempo que queda antes de que sea ya imposible revivir el compromiso de Irán con Occidente de no enriquecer uranio para fabricar armas nucleares. Trump sacó a Estados Unidos del acuerdo.

f.elconfidencial.com-original-187-490-71a-18749071a193fcc18d9acb4c3f161808

"No tenemos meses, sino semanas para llegar a un acuerdo", advirtió Enrique Mora, director político del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) y que coordina las negociaciones en Viena entre China, Francia, Alemania, Rusia, Reino Unido e Irán. Mora insistió en que hay una sensación de "urgencia" y que el tiempo para revivir el acuerdo se está acabando. "Si no lo hacemos en el tiempo que nos queda por delante, simplemente no seremos capaces de revivir este acuerdo", alertó.

El diplomático español señaló que las negociaciones han quedado hoy interrumpidas y se retomarán seguramente aún antes de que termine el año, y pidió a todas las delegaciones que regresen a Viena con una postura "abierta y realista" sobre lo que puede lograrse.

Mora dijo que en los 19 días que ha durado esta ronda negociadora se han incorporado las sensibilidades políticas del nuevo gobierno iraní, más conservador, a los documentos que ya habían quedado pactados en junio, cuando la negociación se paralizó. El representante de la UE matizó que eso no significa que se hayan aceptado esas propuestas, sino simplemente que hay un espacio común sobre el que negociar.

Una negociación que, advirtió, será difícil, ya que el 20 % que, evaluó, queda por acordar es la parte que requiere de las decisiones políticas más "dolorosas". Fuentes diplomáticas de los tres países europeos en la negociación (Reino Unido, Francia y Alemania) advirtieron hoy de que "el programa nuclear de Irán está hoy más avanzado que nunca" y que es esencial que Irán deje de dar más pasos en ese sentido.

Además, calificaron como una "decepción" la pausa en la negociación, solicitada por Irán, e insistieron en ese mensaje de que el tiempo se acaba.

En 2015 se acordó que Teherán reduciría su programa nuclear

Por el acuerdo de 2015, Teherán se avino a reducir el tamaño de su programa nuclear para que le fuera imposible desarrollar un arma atómica a corto plazo, a cambio del levantamiento de sanciones internacionales que ahogan su economía

En 2018, el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, abandonó unilateralmente el acuerdo y reimpuso las sanciones. Un año después, Irán comenzó a saltarse los límites impuestos a su programa, enriqueciendo más uranio y de más calidad, hasta el punto de que, según algunos expertos, está a pocas semanas de tener suficiente para alimentar un arma nuclear.

Estados Unidos está dispuesta a regresar al pacto, y participa en los contactos de Viena de forma indirecta. El gran obstáculo es cómo acompasar el levantamiento de sanciones, que Irán quiere sea general e inmediato, con el cumplimiento de Teherán de los límites a su programa atómico.

Fuente

Noticias Relacionadas

Fiscales de EE. UU. demandan a Google por engañar a los usuarios sobre la privacidad

Leer Nota

El sur de Chile, un laboratorio natural para frenar el cambio climático

Leer Nota

Un millón de personas pide el fin del comercio de aleta de tiburón en Europa

Leer Nota

Los hoteles de la sede egipcia de la COP27 deberán tener un certificado ecológico

Leer Nota