"A las mujeres se les ha bajado la inteligencia", dijo Jorge Hank Rohn, candidato del Partido Encuentro Solidario (PES) a la gubernatura del estado de Baja California, en el norte de México.

austin-pacheco-zolv5DWZGis-unsplash

Hank Rohn, controvertido empresario que ya fue alcalde de Tijuana y compite por tercera ocasión por la gubernatura del estado, logró que el partido Revolucionario Institucional (PRI) estatal le diera su apoyo, y diera la espalda a la candidata de la alianza PAN, PRI y PRD, Lupita Jones, una ex miss universo, a la que Hank Rohn había llamado "basura". El respaldo de más de 200 militantes priístas a favor de Hank Rohn ha dejado enfrentada a la base estatal con la dirigencia nacional antes de los comicios del 6 de junio. El presidente nacional del PRI, Alejandro Moreno, advirtió que Lupita Jones es y seguirá siendo la candidata de la coalición.

Es probable que el gobierno de ese estado, una de las 32 entidades que comprenden el territorio nacional, esté encabezado por una mujer, según los últimos sondeos de intención de voto, que dan el liderazgo a Marina del Pilar Ávila, candidata por la coalición Morena, Partido del Trabajo y Partido Verde Ecologista de México, seguida de Lupita Jones. Ávila, abogada y académica de 35 años, en competencia con otros seis candidatos y candidatas a la gubernatura de ese estado, cuenta con el 45,9% de la intención de voto.

Baja California, Chihuahua, Colima, Guerrero y Tlaxcala muy probablemente serán gobernados por mujeres, según las encuestas. Más de 21.000 cargos serán elegidos el próximo 6 de junio, entre ellos, 500 diputados federales, 15 gobiernos estatales, 30 congresos locales y miles de municipios y alcaldías. Un desafío para el Instituto Federal Electoral (INE), institución autónoma encargada de garantizar unas elecciones libres, equitativas y confiables. En primer lugar porque se celebran en medio de la pandemia de coronavirus, pero también porque la contienda amenaza el orden patriarcal en un país en donde 25 de las 32 entidades nunca han tenido una gobernadora mujer.

El comportamiento de Hank Rohn y de los militantes del PRI que le dieron su apoyo, ilustra la difícil transición hacia la paridad en materia electoral en un país en donde los feminicidios y las agresiones contra mujeres han aumentado en tal magnitud en los últimos años que la prensa habla de la "otra" pandemia.

Primera vez paridad de género en las gubernaturas

"Son las primeras elecciones en donde tenemos paridad de género para las 15 gobernaturas que se van a renovar. Tenemos también una reforma vigente en materia de violencia política contra las mujeres por razón de género", afirma la Consejera Electoral del INE, Dania Paola Ravel Cuevas.

La abogada especializada en DD.HH., es parte del Consejo General del INE, el órgano superior de vigilancia del organismo.

Según Ravel Cuevas, uno de los principales desafíos para alcanzar la equidad en materia electoral en México es la cultura patriarcal. "Esto se refleja en las resistencias y simulaciones en el cumplimiento de las reglas de paridad. En 2019 se hizo una reforma constitucional que nos prometió paridad en todo. Después decían que no era en todo, que no era aplicable para los cargos unipersonales de las gubernaturas, cuando el artículo 35 dice claramente que la ciudadanía tiene derecho a competir en condiciones de paridad para todos los cargos de elección popular", dice.

En conversación con DW, la Consejera Electoral añade que los legisladores, que se habían comprometido a establecer las reglas para hacer viable la paridad, no lo hicieron, por lo que el INE tuvo que establecer directrices, también para las gubernaturas, y aún así, "el INE recibió impugnaciones presentadas por el Partido Acción Nacional (PAN) e incluso del Senado de la República. Al final, la Sala Superior del Tribunal Federal Electoral determinó que se tenía que aplicar la paridad y que al menos en 7 las 15 gubernaturas que se van a renovar, los partidos políticos tenían que postular a mujeres".

Desde que se reconoció el derecho de las mujeres a votar y ser votadas en 1953 y se ejerció por primera vez ese derecho en 1955 en México, solo han sido electas 7 gobernadoras. Aunque se ha alcanzado la paridad, ésta no es sinómimo de competencia igualitaria, ni en la atención que reciben por parte de los medios, ni en el financiamiento de campañas. "El INE hace un monitoreo de medios y el 37% de la cobertura ha sido para mujeres mientras el 63% fue para hombres. Hay que revisar también que los recursos que se les dan a ellas sean iguales a los que reciben ellos para hacer campañas". La lucha del INE ha sido tal, que Ravel Cuevas la describe como una eterna tensión. "No veo una convicción real

Las mejores leyes, pero no se implementan

Por su parte, Carlos González, analista electoral y consultor independiente, destaca que México tiene uno de los regímenes legales e institucionales más avanzados del mundo en términos de paridad de género. "Las leyes de acceso de las mujeres a una vida libre de violencia, las fiscalías, hay una movilización institucional muy importante en la perspectiva de género, y en lo electoral también. Pasamos de las cuotas que originalmente prohibían más del 70% de hombres, luego al 60%, ahora estamos en la paridad, en el 50%. Pero cuando íbamos hacia el 60%, en 2009, hubo un caso muy interesante que se le llamó "las juanitas", cuando varios partidos postularon a un 40% de mujeres a la cámara de Diputados. En su primer acto legislativo, las mujeres en bloque pidieron licencia y dejaron a su suplente. En todos los casos los suplentes eran hombres, sus esposos, sus hijos, sus hermanos, una relación de franca subordinación. Tras varias impugnaciones de colectivos de mujeres, se estableció legalmente que cuando haya una mujer titular, tiene que ser forzosamente sustituída por una suplente mujer".

En 2018 ocurrió algo que Carlos González define como patético y patológico. "Un caso de salud mental pública, cívica. Los partidos debían postular mitad hombres y mujeres a las candidaturas municipales. Varios hombres se querían reelegir, algunos de ellos incluso con denuncia de violencia hacia las mujeres. Como muchos hombres no lograron su candidatura, lo que hicieron fue disfrazarse de muxes (como se conoce el tercer género en lengua zapoteca), transexuales, y pidieron su registro como mujeres 'trans'. Algo parecido está pasando ahora en el estado de Tlaxcala. Más de 20 personas que no podían postularse como candidatos para regidurías, concejalías y ayuntamientos, que no podían registarse como hombres, pidieron ser inscritas como mujeres 'trans".

Ese mismo año, en Chiapas, en el sureste de México, que cuenta con una población mayoritariamente indígena, ocurrió algo similar, según Dania Paola Ravel Cuevas. "Nos comunicaron que un montón de mujeres a las que les correspondía un escaño por la vía de representación proporcional en el Congreso y en los Ayuntamientos estaban renunciando. Un partido político se quedó sin mujeres. Las engañaban, el mismo partido político les decía que lo que les tocaba hacer era ir a renunciar ante el organismo público local electoral. Claramente con el objetivo de obligar a las autoridades electorales a que se designaran forzosamente hombres". El INE estableció un criterio para esos casos y dictaminó que cuando un partido político se quede sin mujeres, pierde su lugar en la contienda.

El INE ha adoptado acciones afirmativas para fortalecer los derechos electorales de mujeres indígenas y otras acciones para grupos en situación de discriminación. "Hay un mayor número de lugares previstos para personas indígenas, pero también para personas afromexicanas, de la comunidad LGTBIQ, mexicanos migrantes residentes en el extranjero, personas con discapacidad".

Más de 93 millones de personas, entre ellos 25,6 millones de jóvenes, han sido convocadas a votar, y podrán elegir entre una gran diversidad de candidatos y candidatas. Entre el variopinto abanico de personajes figura Paquita la del Barrio, ícono de la cultura popular mexicana, célebre por sus canciones al desamor, a las traiciones y a las "ratas de dos patas". La mujer de 74 años busca ser diputada local en el Congreso de Veracruz. En dicho estado, más de 600 candidatos compiten bajo apodos como El Puerco, el Negro, La Chatita, La Chula y el Patrón, entre otros.

Fuente

Noticias Relacionadas

Marruecos y la luz verde a la legalización del cannabis medicinal

Leer Nota

Los pinos europeos se adaptan a las variaciones climáticas, según un estudio

Leer Nota

La sequía en México se debe al fenómeno de la celda de Hadley

Leer Nota

La mayoría de los ríos del mundo se secan una vez al año

Leer Nota