Medio Ambiente

Una botella de plástico flotó más de 47 años en el mar

Un servicio de guardacostas británico localizó en la playa, luego de un temporal, un envase con casi medio siglo de vida, y en condiciones inalterables.

Foto: BCRT

Foto: BCRT

Los residuos de plástico que llegan al mar pueden permanecer en el agua, prácticamente inalterables, durante decenas de años. Algunos expertos calculan que, en algunos casos, la descomposición de este tipo de polímeros en el agua salada puede prolongarse durante cientos de años, sin contar que los pequeños fragmentos de plástico seguirán en el agua incluso cuando los envases de los que formaban parte ya no sean identificables.

El Servicio de Salvamento y Guardacostas de Burnham (Reino Unidos) ha presentado en su cuenta en Facebook lo que puede ser una demostración de la larga vida contaminante de los residuos plásticos en el mar. Después de una tormenta con fuerte oleaje, un equipo de los guardacostas de Burnham inspeccionó de forma rutinaria el litoral y, entre muchos otros residuos, descubrió un envase de un producto detergente doméstico que les llamó la atención.

Después de diversas consultas, los guardacostas comprobaron que este tipo de envases dejó de comercializarse hace 47 años. No hay evidencias de que durante todo este tiempo la botella haya estado flotando en el mar pero esta parece ser una hipótesis muy creíble, según los autores del descubrimiento.

“Esta botella ha estado flotando en nuestras aguas y todavía parece casi nueva”, indican los guardacostas en Facebook.

¿Qué podemos hacer para evitar la contaminación marina?, se preguntan los guardacostas poco antes de proponer las siguientes acciones: “Podemos intentar reducir nuestro uso diario de plástico, lo que es difícil con la fabricación actual de este tipo de materiales, y también podemos hacer pequeñas cosas como deshacerse de la basura en contenedores correspondientes, especialmente si estamos cerca de la playa”.

“Seamos conscientes de lo que tiramos en nuestros inodoros, los bastoncillos de algodón pueden ser la peor amenaza.

Y también puede ayudar a mantener limpias nuestras playas uniéndose a sus grupos locales de limpieza de playas”. “Los pequeños cambios realizados por todos pueden marcar una gran diferencia para nuestro hermoso planeta e incluso para nuestro propio tramo de costa, así que hagamos la diferencia juntos”, proponen desde esta activa y concienciada entidad de guardacostas.

Fuente