Medio Ambiente

Un litro de aceite usado puede contaminar hasta mil litros de agua

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires creó un programa de recolección de aceite vegetal usado domiciliario que le hace frente a esta situación. Fácil para el vecino y bueno para el ambiente.

aceite

El aceite vegetal es uno de los productos más fáciles de encontrar en la cocina de cualquier hogar. En Argentina, solo en Capital Federal, la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) estima que el consumo total de aceites es mayor a 61 millones de litros al año.

Para hacer frente a esta situación, el Ministerio de Ambiente y Espacio Público de esa ciudad creó un programa específico que busca lograr la disposición correcta del aceite vegetal usado de generación domiciliaria. La iniciativa es coordinada a través de su Agencia de Protección Ambiental (APrA) y tiene como objetivo establecer un sistema de disposición responsable para su posterior recolección, reciclado y transformación.

El aceite que entregan los vecinos en botellas en los puntos de recepción llegan a la planta operadora donde se transforman en biocombustible. ALPI, una asociación civil dedicada al diagnóstico y tratamiento de enfermedades neuromotoras, se encarga de funcionar como intermediario entre ambos puntos. Los ingresos que genera esta actividad son destinados a la construcción de un Centro de Internación y Rehabilitación Pediátrico.

Este programa comenzó en junio de 2016 y ya se han incorporado hasta hoy y de forma paulatina más de 100 puntos de recolección (sedes comunales, sedes de gobierno, Puntos Verdes en parques y plazas, entre otros). Los vecinos se sumaron a la propuesta: 24.668 de ellos llevaron el aceite hasta alguno de los puntos de recepción.

Además, todo el aceite recuperado se transforma en biodiesel: hasta el momento se han producido más de 38.000 litros.

Fuente