Proteger el Océano Antático, amenazado por multiples actividades extractivas, “sigue siendo urgente” tres décadas después de la firma del Protocolo de Madrid al Tratado Antártico para la salvaguarda ambiental del continente helado y por el que se estableció una moratoria de 50 años sobre la minería en esta zona del planeta.

henrique-setim-XuD9vHw6yeY-unsplash

Lo explican, con ocasión de la conmemoración este lunes 4 del 30 aniversario de la firma del acuerdo ambiental al Tratado Antártico en la capital española,  Geneviève Pons y Pascal Lamy, directivos del Think Tank Europe Jacques Delors y miembros de Antarctica2020, una iniciativa que reune a personalidades mundiales de todos los ambitos de actividad para impulsar la protección del oceano que baña la antártida.

Desde la firma del Protocolo de Madrid, el 4 de octubre de 1991 “la tierra de la Antártida ha quedado libre de explotación”, pero las amenazas persisten, explican Pons y Lamy en una tribunaen @cdoverde (#CreadoresdeOpiniónVerde) de @efeverde de la Agencia EFE.

“Las heladas aguas que la rodean siguen abiertas a la pesca comercial, que se ha ido extendiendo en las últimas décadas, amenazando grandes franjas de ecosistemas vulnerables e importantes hábitats de vida silvestre”, denuncian ambos experto que tienen previsto asistir al foro de comemoración que inaugurara el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este lunes en el Museo Arqueológico de Madrid. 

Actualmente, un organismo internacional dependiente del Tratado Antártico llamado Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCAMLR) y formado por 26 estados miembros regula la pesca y es responsable de la conservación de la vida marina de la Antártida pero, segun Pons y Lamy, “se esta retrasando mucho en sus compromisos de protección”.

Solo se han establecido dos área márinas protegidas en la región y no se ha logrado consenso para tres nuevas grandes áreas: el Mar de Weddell, la Antártida Oriental y la Península Antártica, cuya declaración preservaría casi 4 millones de km2 más de océano.

“Esto proporcionaría al 1% del océano mundial un refugio seguro para la fascinante vida silvestre, como las ballenas, los pingüinos y las focas”, detallan.

Pons y Lamy junto con las ONG asociadas en la Coalición para la Antártida y el Océano Austral (ASOC por sus siglas en inglés): Avaaz, Blue Nature Alliance, Ocean Unite, OnlyOne, SeaLegacy, The Pew Charitable Trusts y We Move Europe, entregarán al Presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, la petición #CallonCCAMLR, que ya cuenta con casi 1,5 millones de firmas de personas en todo el mundo.

En esta solicitud, dirigida a todos los gobiernos que van a conmemorar el Protocolo de Madrid, los firmantes les pidién “que actúen ya y que garanticen una mayor protección marina antártica” bajo el “espíritu de colaboración y protección del medio ambiente con el que nació el Protocolo de Madrid”.

Fuente

Noticias Relacionadas

Exmilitares tomaron el Congreso de Guatemala para exigir una compensación económica

Leer Nota

Expertos advierten de la necesidad de “tomarnos en serio” el cambio climático

Leer Nota

La emergencia del cambio climático obliga a mirar al mar para reducir CO2

Leer Nota

Los últimos glaciares africanos desaparecerán hacia 2040, alerta la ONU

Leer Nota