Portugal no descarta restringir el uso de agua en agricultura y áreas urbanas ante la sequía que afecta al 90 % del territorio, según anunció el ministro de Ambiente y de Acción Climática, João Pedro Matos Fernandes, que comienza este miércoles una ronda de contactos con municipios y expertos para enfrentar el problema.

pexels-pixabay-60013

«En lo inmediato, aquello que puede ser hecho es muy probablemente decretar nuevas medidas de restricción del uso de agua, que pasan sobre todo por la actividad agrícola y por otras actividades urbanas», como «en el riego para los espacios verdes, limpieza de calles y algunos equipamientos», dijo Fernandes.

El ministro anunció también que el Gobierno destinará 5 millones de euros al Fondo Ambiental para campañas de sensibilización y para soluciones de contingencia por la sequía que atraviesa el país.

El 91 % del territorio luso se encuentra en situación de sequía severa o extrema, según divulgó esta semana el Instituto Portugués del Mar y la Atmósfera (IPMA).

El Gobierno portugués ha limitado ya el consumo de agua para la producción de electricidad y regadío en seis grandes presas del país.

Portugal y España, otro de los países castigados por la falta de agua, han pedido a Bruselas medidas para compensar el impacto de la sequía.

Fuente

Noticias Relacionadas

Dia Mundial de la Salud: "Nuestro planeta, Nuestra Salud"

Leer Nota

Millennials y generación Z: por qué se llama la "generación deprimida"

Leer Nota

El Mediterráneo Occidental se une frente a la sequía y el cambio climático

Leer Nota

¿Puede la carne sintética eliminar el maltrato animal y aliviar la crisis ambiental?

Leer Nota