Medio Ambiente

Ponen en marcha el parque eólico marino más potente del mundo

Los molinos de viento de Walney Extension cubren una superficie equivalente a 20.000 campos de futbol y pueden abastecer a 590.000 familias.

Crédito: Phil Noble / Reuters

Crédito: Phil Noble / Reuters

Desde hoy, las costas de Cumbria, al noroeste de Inglaterra, en el Reino Unido, entra en funcionamiento oficial el parque eólico marino más potente del mundo.

Walney Extension, de la multinacional energética de origen danés Orsted, cuenta en la actualidad con 87 turbinas de 8,25 megavatios (MW) de potencia cada una (las más modernas y potentes del sector), construidas por Siemens Gamesa y MHI Vestas.

Estos molinos para la generación de electricidad miden 195 metros de alto y están estratégicamente fondeados en una extensión marina de 145 kilómetros cuadrados; una superficie equivalente a el terreno de juego de unos 20.000 canchas de futbol.

El nuevo parque offshore  no es el mayor del mundo, puesto que no tiene tantos molinos de viento como el London Arrays (situado en aguas próximas a la capital británica), pero sí que es el de mayor potencia instalada: 659 MW en total.

Los expertos calculan que con esta potencia y en condiciones de funcionamiento normales, el Walney Extension podrá suministrar la electricidad que consumen de forma habitual -y como promedio- unos 590 hogares británicos.

Matthew Wright, director general de Orsted UK, ha explicado en declaraciones a Reuters que el desarrollo de proyectos como el Walney Extension se debe a una combinación de fuertes vientos y aguas poco profundas en el Mar del Norte y el mar de Irlanda, así como el apoyo continuo del gobierno británico.

“Durante los últimos 10 años, los gobiernos de todos los colores han apoyado la energía renovable y la energía eólica marina en el Reino Unido, lo que ha llevado a una industria próspera”, ha destacado Matthew Wright.

Reino Unido ocupa la primera posición mundial de potencia instalada en parques eólicos marinos.

Las nuevas políticas energéticas del gobierno británico y los efectos del brexit hacen dudar a los expertos que las ayudas a las energías renovables se pueden mantener en los próximos años al nivel de principios de esta década. Pese a ello, parece descartado que el gobierno británico cancele con efecto retroactivo las ayudas y condiciones establecidas hasta ahora.

Fuente