Medio Ambiente

Plantas desalinizadoras: un estudio advierte sobre la amenaza medioambiental que generan

Un estudio advierte del peligro que representan las más de 16.000 plantas de desalinización que operan en todo el mundo y que producen al día 142 millones de metros cúbicos de salmuera, un 50 % más de lo previamente estimado.

Crédito: EFE

Crédito: EFE

El estudio ha sido realizado por científicos del Instituto para el Agua, el Medioambiente y la Salud (UNU-INWEH) -un organismo de la ONU basado en Canadá-, la Universidad Wageningen (Holanda), y el Instituto Gwangju de Ciencia y Tecnología (Corea del Sur).

Los científicos analizaron datos recientemente conocidos y los más completos nunca recopilados de las más de 16.000 plantas de desalinización y descubrieron que la salmuera que producen, agua con una gran concentración de sal, es muy superior a lo calculado con anterioridad.

La producción anual es suficiente para cubrir todo el estado de Florida (EE.UU.) con 30,5 centímetros de salmuera, señaló el estudio.

En cuanto a producción de salmuera, España genera 5,8 millones de metros cúbicos al día, un 4,1 % de la cuota mundial y un 69 % de Europa occidental.

El aspecto más positivo del estudio es que los autores señalan que la salmuera puede ser aprovechada económicamente por ejemplo en acuicultura, para la irrigación de especies tolerantes a la sal, generar electricidad y recuperando productos como magnesio, yeso, calcio, potasio, cloro, litio e incluso uranio.

Los autores indicaron que es esencial mejorar las tecnologías de desalinización y reducir su impacto medioambiental porque hasta 2.000 millones de personas viven en la actualidad en zonas con escasez de agua que se podrían beneficiar de la conversión de agua marina en agua potable.

“Hay una urgente necesidad de hacer las tecnologías de desalinización más baratas y extenderlas a países con ingresos bajos o medios. Al mismo tiempo tenemos que responder a los problemas potencialmente graves de la desalinización”, declaró el doctor Vladimir Smakhtin, director de UNU-INWEH y que también participó en el estudio.

Fuente: EFEverde