Medio Ambiente

Para el 2023 Alemania prohibirá el uso de glifosato

El gobierno de Angela Merkel aprueba un calendario de restricciones progresivas, con especial atención a los parques públicos y jardinería.

Crédito: Sean Gallup / Getty

Crédito: Sean Gallup / Getty

El uso del herbicida glifosato quedará totalmente prohibido en Alemania el 31 de diciembre de 2023. Antes de esa fecha, la utilización de ese polémico producto químico -el herbicida más utilizado actualmente en todo el mundo- será restringida parcialmente en espacios públicos y jardines privados. La decisión de prohibir de forma progresiva el uso de este herbicida, cuyo primer y mayor fabricante es la firma Monsanto -ahora integrada en la multinacional alemana Bayer-, ha sido analizada por el gobierno germano durante los últimos meses y forma parte de un paquete de medidas de protección del medio ambiente aprobado el miércoles 4 de setiembre.

La decisión del gobierno alemán responde a diversas iniciativas ciudadanas por la reducción del uso de productos químicos potencialmente perjudiciales para la salud. En contra la prohibición ya se han manifestado diversas empresas productoras de este tipo de substancias y algunos organizaciones de agricultores, que consideran caras y complejas las alternativas para el control de las malas hierbas.

“Criticamos la decisión del Gobierno alemán de eliminar progresivamente el glifosato hasta fines de 2023”, destacó Liam Condon, miembro del Consejo administrativo de Bayer, actual propietaria de Monsanto. Según esta opinión de parte, la decisión del gobierno alemán, “no tiene en cuenta el juicio científico, durante varias décadas, de los organismos de reglamentación independientes de todo el mundo, en cuanto a que el glifosato es seguro cuando se usa correctamente”, según indica el portavoz de Bayer a través de un comunicado.

La opinión de la empresa química contrasta con diversos estudios científicos publicados en los últimos años en los que se vincula el uso de productos con glifosato a diversos problemas de salud en humanos y a importantes efectos negativos en el medio ambiente, incluida la muerte masiva de insectos polinizadores como las abejas.

Como se recordará, por otra parte, en marzo de 2015, la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC, dependiente de la Organización Mundial de la Salud) incorporó el glifosato a la lista de substancias probablemente carcinógenas para humanos (grupo de substancias 2A de la IARC).

Fuente