Medio Ambiente

Nueva Zelanda: Ola de calor mata a cientos de mejillones

Un científico marino asegura que los mejillones murieron debido al “estrés por calor” combinado con la marea baja.

mejillones

Brandon Ferguson fue a pescando en las costas de Northland, al norte de Nueva Zelanda, cuando se encontró con una estampa desoladora. Cientos de miles de mejillones muertos en la playa, cocinados hasta la muerte por el mismo océano. Tras el hallazgo, Ferguson decidió publicar un video de la escena en su cuenta de Facebook.

”Esperamos a que bajara la marea para poder recoger mejillones. Olía a marisco podrido. Algunos de los mejillones estaban vacíos, algunos estaban muertos. Algunos simplemente flotaban en el agua”, explicó Ferguson a Business Insider.

Ferguson calcula que había alrededor de medio millón de moluscos muertos en la playa.

Los expertos aseguran que la causa de esta muerte masiva de mejillones es a causa de unas temperaturas inusualmente altas.

“Un período excepcional de clima cálido combinado con mareas bajas durante el medio del día ha expuesto los mariscos”, asegura el Dr. Andrew Jeffs, científico marino de la Universidad de Auckland.

Los expertos también alertan que morirán más a medida que se aceleren los efectos de la crisis climática.

“Más vida marina pronto se verá afectada por el cambio climático, y es poco lo que se puede hacer para proteger a los mariscos vulnerables, aparte de las medidas de protección manual, como instalar telas para hacer sombra, una medida poco prácticas y poco realista”, añade Jeffs.

En esta zona de Nueva Zelanda, los científicos habían observado que los mejillones sufrían debido a que las condiciones climáticas habían cambiado durante la última década. Ahora, las condiciones son cada vez más intensas y devastadoras para estos moluscos.

“Esta área ya es un lugar muy intenso para vivir y tiene un sol muy caluroso durante el verano, pero ahora es más intenso. En un futuro solo las plantas y animales más resistentes sobrevivirán allí ”, añade Jeffs.

Por su parte, el Ministerio de Industrias Primarias de Nueva Zelanda asegura que está investigando esta muerte masiva e instó a las personas a no recolectar ni comer los mejillones afectados.

Jeffs explica que los mejillones son ecológicamente muy importantes para el medio ambiente costero de Nueva Zelanda, pero es probable que desaparezcan de las áreas de arrecife, ya que las condiciones se volverán cada vez más adversas, especialmente durante el verano.

Fuente