Medio Ambiente

Merkel se sumaría al reto de "huella de carbono cero" para el 2050

La canciller alemana, Angela Merkel, ha expresado este martes su disposición a sumarse a la iniciativa impulsada por Francia de lograr para 2050 una huella de carbono cero, pero subrayó que para ello es necesario fundamentarla y hallar los "mecanismos adecuados".

Crèdito: EFE/Michele Tantussi

Crèdito: EFE/Michele Tantussi

Desearía que pudiéramos hacerlo, pero también quiero no decir simplemente que sí, sino fundamentarlo“, ha señalado la canciller durante un discurso en el marco del Diálogo de Petersberg, en el que 35 ministros debaten desde ayer sobre el cambio climático en una conferencia bajo el lema “Cumpliendo la promesa de París”.

Merkel ha señalado que su gobierno ha propuesto en el consejo sobre cambio climático alemán una discusión acerca de cómo alcanzar para 2050 esta neutralidad climática y ha subrayado que “no se trata de discutir si se puede alcanzar este objetivo, sino de cómo hacerlo“.

“Si hallamos una respuesta razonable nos podremos sumar a esta propuesta” de carbono cero para 2050, liderada por Francia, y a la que ya han expresado su apoyo Bélgica, Dinamarca, Luxemburgo, Holanda, Portugal, Suecia y España.

La canciller alemana ha recordado que para alcanzar una huella de carbono cero hasta 2050 hay que “hallar mecanismos alternativos” para almacenar o compensar este dióxido de carbono.

Durante la cumbre informal de líderes de la Unión Europea celebrada el pasado día 9 en Sibiu (Rumanía), Merkel había expresado ya su apoyo a muchos de los aspectos de la propuesta francesa, aunque sin sumarse a ella.

En términos generales, Merkel ha señalado que cuando se habla de cambio climático no se trata sólo de reducir las emisiones de CO2 y otros gases contaminantes, sino de “resiliencia”, y en ese sentido ha recordado que tanto la lucha contra el cambio climático como la resiliencia “cuesta un dinero que los países más desfavorecidos no tienen“.

En ese sentido, ha destacado la necesidad de que la comunidad internacional centre sus esfuerzos en redireccionar los flujos de financiación global hacia el cumplimiento de los objetivos climáticos y también se ha referido a la importancia de movilizar al capital privado.

Señaló que al Gobierno alemán también le queda mucho por hacer y ha reconocido que el objetivo de reducir las emisiones de dióxido de carbono un 20 % entre 2010 y 2020 “no está resultando tan fácil“.

“Por eso tenemos que cumplir las metas de 2030“, ha recordado, ya que “si los objetivos de entrada no son ambiciosos, surgirán aún más dificultades en el camino de la lucha contra el cambio climático“.

Fuente: EFEverde