Los pinos silvestres (Pinus sylvestris) presentan características diferentes según su área de distribución en Europa, lo que permitirá determinar qué poblaciones tienen más posibilidades de supervivencia en un escenario de crisis climática, según un estudio publicado en la revista ‘Journal of Ecology’.

liam-pozz-4iwLxkESGe4-unsplash

La investigación, de carácter europeo y en la que han participado la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) y el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC), ha analizado según un comunicado facilitado por estas entidades las características de 500 ejemplares procedentes de distintas poblaciones.

Este examen ha constatado que los pinos del centro de Europa presentan caracteres más competitivos, como un mayor tamaño y hojas más productivas, mientras que en los de regiones periféricas son más conservadores, con un menor tamaño de planta y de hojas.

La investigadora del MNCN-CSIC y primera autora del artículo, Raquel Benavides, ha explicado que el análisis explora “el papel de la integración fenotípica -es decir, la estructura de covariación entre rasgos- en la respuesta de esta especie a gradientes ambientales a diferentes escalas” desde las montañas mediterráneas hasta los bosques boreales.

El investigador del área de Biodiversidad y Conservación de la URJC, Adrián Escudero, ha añadido que “dentro de una región, los rasgos están más integrados en ambientes desfavorables a lo largo de todo el gradiente climático“, por lo que “las condiciones más estresantes filtran aquellas combinaciones de rasgos que maximizan la persistencia del individuo en dichas condiciones“.

Entender la integración fenotípica, “ayudará a predecir la respuesta de las especies frente a los cambios ambientales y a anticipar medidas de gestión frente a los mismos”, apunta también Silvia Matesanz, investigadora del área de Biodiversidad y Conservación de la URJC.

En la investigación también han participado el Centro de Estudos Florestais de la Universidade de Lisboa (Portugal), el Centre d’Ecologie Fonctionnelle & Evolutive de Montpellier (Francia), el Centre for Ecology & Hydrology (Reino Unido) y el Swiss Institute for Forest, Snow and Landscape Research WSL (Suiza).

Fuente

Noticias Relacionadas

La Amazonía ha registrado casi 300 incendios desde comienzos de 2021

Leer Nota

Colombia: Duque sanciona ley que castiga penalmente la deforestación

Leer Nota

EE. UU. deporta a Guatemala a más de cien personas en cinco días

Leer Nota

Panamá: país líder en carbono negativo

Leer Nota