Medio Ambiente

La sobrepresca afecta al cambio climático

Una investigación de la Universidad de Columbia Británica señala que "la sobrepesca y el cambio climático no son problemas mutuamente excluyentes que deban abordarse por separado. Los impactos de ambos ponen en riesgo los ecosistemas marinos".

pesqueros

Es un hecho que las consecuencias por el cambio climático ya han comenzado a causar estragos en diferentes partes del mundo, los incendios en la Amazonía, quizás, puede ser un reflejo de la situación. Y, a pesar de que sus daños son inminentes, aún no hay una fórmula exacta para disminuirla fuerza con la que ataca este fenómeno. Sin embargo, un estudio sugiere una nueva alternativa.

Según investigadores de la Universidad de Columbia Británica (UBC), detener la sobrepesca en los océanos permitiría aumentar las poblaciones de especies marinas y luchar contra los efectos de la crisis climática, dos problemas que deben abordarse con una visión global.

"La sobrepesca y el cambio climático no son problemas mutuamente excluyentes que deban abordarse por separado, porque los impactos de ambos ponen en riesgo los ecosistemas marinos", asegura, en un comunicado, la organización Our Fish, que se encargaron el estudio. Por su parte los profesores Rashid Sumaila y Travis Tai, autores del estudio "Ending Overfishing Can Mitigate Impacts of Climate Change" exponen que esa actuación "no solo aseguraría poblaciones de peces vitales para el futuro, sino que constituye una importante acción de emergencia climática".

Datos del Comité Científico, Técnico y Económico de Pesca (CCTEP) de la Unión Europea, muestran que el 40% de las poblaciones de peces en el Atlántico nororiental y el 87 % en los mares Mediterráneo y Negro "están actualmente sujetos a prácticas pesqueras insostenibles, incluidas las poblaciones que se sobreexplotan o explotan a un ritmo insostenible".

Para los expertos, la aparición de efectos violentos en los ecosistemas marinos causados por la crisis climática provocará el aumento de la presión sobre las poblaciones de peces, con el potencial peligro de extinción para muchas de ellas. Por eso, poner fin a la sobrepesca daría un respiro a los océanos frente a la presión humana, haciéndolo más resistente a los efectos de la crisis climática, al tiempo que facilitaría la restauración de ecosistemas marinos en estado crítico, según el documento.

La organización Our Fish, que trabaja para lograr poblaciones sostenibles de peces en aguas europeas, asegura que las conclusiones del informe ofrecen a los gobiernos una "oportunidad realista de implementar acciones inmediatas y efectivas sobre el cambio climático peligroso, así como cumplir con sus obligaciones legales para limitar la pesca".

Los investigadores recomiendan asimismo "adoptar medidas decisivas" que garanticen la sostenibilidad a largo plazo de los ecosistemas marinos y de la pesca. Las mejoras en las medidas para controlar la sobrepesca permitirían lograr un rendimiento máximo sostenible (RMS), que no solo aumentaría las capturas a largo plazo sino que mejoraría algunos de los efectos de la crisis climática.

Fuente