El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha solicitado este miércoles apoyo para América Latina y el Caribe en su transición a la energía renovable y llama a donantes y bancos a que dediquen la mitad de sus fondos de lucha contra el cambio climático a la adaptación de los países en desarrollo.

 matthew-henry-yETqkLnhsUI-unsplash

“Las naciones de América Latina y el Caribe, al igual que la mayoría de los países en desarrollo, necesitan apoyo para llevar a cabo una transición hacia las energías renovables y las economías resilientes”, ha asegurado Guterres en su intervención en el diálogo de alto nivel sobre acción climática en las Américas.

Para ello, en un discurso pronunciado en español y en inglés el líder de la ONU ha apuntado que los donantes y los bancos de desarrollo multilaterales deben reservar “al menos el 50 % de su apoyo climático” para la adaptación y resiliencia de las naciones en desarrollo.

“La adaptación sigue siendo la mitad desatendida de la ecuación del clima, con solo un 21 % de la financiación dedicada a ello”, ha subrayado el diplomático portugués, que indica además que los países en desarrollo ya necesitan 70.000 millones de dólares (59.250 millones de euros) al año en este sentido, una cifra que advirtió podría “cuadriplicarse al final de esta década”.

Alternativas para trabajadores de sectores contaminantes

Una transición justa también significa garantizar que los trabajadores de los sectores con altas emisiones de carbono tengan “opciones alternativas dignas” y que cuenten con apoyo para cambiar de profesión, ha dicho el secretario general.

Guterres llama por lo tanto a los países desarrollados a una mayor solidaridad en la financiación del cambio climático, y destaca que aún no se ha cumplido el compromiso de movilizar los 100.000 millones de dólares (unos 84.630 millones de euros al cambio actual) para 2020 al que se llegó en el COP16, celebrado en Cancún.

“Necesitamos un plan creíble para cumplir el compromiso de 100.000 millones de dólares que se hizo hace más de una década”, ha resaltado el secretario general, que avisa de que este se debe presentar “mucho antes” que la Conferencia de Cambio Climático de 2021 en Glasgow, prevista para el próximo mes de noviembre con el objetivo de “restaurar la confianza”.

Para Guterres, esto significa que los bancos de desarrollo multilaterales deben adaptar sus carteras de valores, facilitar el acceso a la financiación de los esfuerzos para frenar el cambio climático y prepararse para “tomar más riesgos”.

Fuente

Noticias Relacionadas

ONU rechaza ejecuciones perpretadas por rebeldes hutíes en Yemen

Leer Nota

El planeta sigue en la vía de un calentamiento acelerado, advierte la OMM

Leer Nota

La huelga de hambre en defensa del clima salpica la campaña electoral alemana

Leer Nota

Abre juicio contra exdirectivos de Volkswagen por el “Dieselgate”, el mayor escándalo de la posguerra en Alemania

Leer Nota