Medio Ambiente

Grecia solicitó la ayuda de Europa para apagar un gran incendio en la Isla de Eubea

Grecia pide ayuda para hacer frente al incendio que está arrasando parte de la Isla de Eubea, donde las llamas han causado daños en las casas, sin heridos por el momento.

Crédito: EFE/EPA/KOSTAS TSIRONIS

Crédito: EFE/EPA/KOSTAS TSIRONIS

Las autoridades han evacuado de momento a cientos de personas de cuatro aldeas, Makrimallis, Kontodespoti, Stavros y Platania, así como a los monjes del monasterio de la Virgen de Theotokos.

El fuego ha arrasado gran parte de un bosque, refugio de fauna y flora silvestre incluido en la Red Natura 2000, una red de áreas de conservación de la biodiversidad en la Unión Europea.

Las autoridades han declarado el estado de alerta para Eubea y la región de Grecia Central y ha solicitado asistencia a través del Mecanismo Europeo de Protección Civil.

El incendio se declaró en esta isla, la sexta más grande de Grecia con unos 3.900 km², poco después de las 03.00, hora local (00.00 GMT) de este martes.

Los bomberos señalaron que la lucha contra las llamas se complica porque se encuentran en una zona boscosa y de difícil acceso donde soplan fuertes rachas de viento, que provocan densas columnas de humo, que impiden el vuelo bajo de los medios aéreos.

Según informó la Brigada de Bomberos, en las tareas de extinción participan 227 bomberos, con 75 vehículos y 11 medios aéreos.

Las llamas han llegado a alcanzar los 30 metros de altura en algunos puntos y el intenso humo ha llegado hasta Atenas, situada a unos 70 kilómetros en línea recta del incendio.

Las autoridades sanitarias y Protección Civil han recomendado a los atenienses, en especial a ancianos, niños pequeños y colectivos vulnerables, que permanezcan bajo techo para evitar inhalaciones de humo.

El centro y sur de Grecia se han encontrado durante los últimos días en estado de alerta debido a las altas temperaturas y a los fuertes vientos.

En las últimas 24 horas, los bomberos griegos atendieron otros 72 incendios.

Fuente: EFEverde