Medio Ambiente

Europa: Los edificios comerciales tendrán que bajar emisiones más de un 80%

El sector inmobiliario comercial de Europa, deberá reducir sus emisiones de carbono en más de un 80 % desde ahora y hasta 2050 para cumplir con los objetivos del Acuerdo climático de París.

granvia

Esta estimación emana de las consideraciones de expertos de España, Alemania, Reino Unido y Países Bajos que participan en el proyecto CRREM (Monitor del riesgo de emisiones de CO2 en el sector inmobiliario), financiado por el programa H2020 de la Unión Europea (UE), y que acaban de terminar su primer informe, en este caso relativo a los edificios comerciales.

La política europea contra el cambio climático se articula en torno al Acuerdo de París, que tiene como objetivo evitar que el incremento de la temperatura media mundial supere los 2 grados centígrados respecto a los niveles preindustriales y busca, además, promover esfuerzos adicionales que hagan posible que el calentamiento global no rebase los 1,5 grados.

Ello implica que el sector inmobiliario comercial podrá emitir como máximo la cantidad de 24 millones de toneladas de carbono hasta 2050.

Para prevenir un aumento de la temperatura global por encima de los 2 o los 1,5 grados centígrados, se calcula que las emisiones de carbono deberían reducirse un 78 % y un 91 %, respectivamente, desde ahora y hasta 2050.

Además, el cuarenta por ciento de todos los edificios en la Unión Europea tendrá que ser sostenible dos décadas antes de ese plazo, en 2030, según los acuerdos internacionales.

La situación actual, sin embargo, se caracteriza por unos inmuebles que básicamente se construyeron en la década de los cincuenta y sesenta del siglo XX, y ha de ser renovado en materia de eficiencia energética, lo que conlleva un importante desembolso económico.

Los expertos del proyecto CRREM, que empezó en 2018 y durará hasta 2021, plantean desarrollar una herramienta para las empresas que estimará las inversiones necesarias para reducir las emisiones en los edificios comerciales, lo que permitirá a éstas calcular la rentabilidad o no de ese proceso inversor y, en función de ello, decidir si siguen utilizando o no sus inmuebles.

Alrededor de un 40 % del volumen total de emisiones de carbono que se registra en la actualidad procede de los edificios. De ese porcentaje, entre el 23 % y el 24 % tiene su origen en viviendas residenciales y el resto, en inmuebles comerciales.

Fuente