La Asamblea Nacional francesa adoptó este martes de forma definitiva el proyecto de ley “Clima y resiliencia”, un texto muy defendido por el equipo de Gobierno de Emmanuel Macron, pero criticada por asociaciones medioambientales y oposición que lamentan una falta de ambición.

i

La Asamblea Nacional aprobó el texto con 233 votos a favor y 35 en contra tras el voto previo del Senado, que aceptó también el proyecto de ley tras largas negociaciones.

La futura ley incluye parte de las proposiciones ciudadanas realizadas tras una serie de consultas con colectivos civiles, si bien la medida más emblemática del texto, la realización de un referéndum para incluir la defensa del clima en la Constitución, fue abandonada por falta de acuerdo entre senadores y diputados.

El texto incluye medidas como la supresión de líneas aéreas internas cuando haya una alternativa en tren de menos de dos horas y media, prohíbe ciertas prácticas de construcción de edificios poco ecológicas, prescribe el etiquetado de la “huella climática” en ciertos productos y prohíbe la publicidad de energías fósiles, entre otras disposiciones.

La meta del proyecto de ley es reducir un 40 % las emisiones de gases contaminantes hasta 2030, un objetivo que está por debajo de los de la Unión Europea, que los fija en el 55 %.

Diversos colectivos ecologistas y partidos de izquierda han criticado al falta de ambiciones del texto que “no responde a los objetivos que fija Europa para 2050”, según el líder de los verdes en Francia, Yannick Jadot, que lamentó que Macron sea “prisionero de los grupos de presión”.

La organización World Wildlife Fund (WWF) cree que esta ley sigue “muy alejada de los objetivos climáticos y las expectativas de los ciudadanos”.

Por su parte, la ministra de Ecología, Barbara Pompili, defiende en cambio que la ley hará entrar “la ecología en la vida cotidiana de los franceses”.

El Alto Consejo del clima, instancia independiente, y el Consejo de Estado han manifestado ya sus dudas sobre la capacidad de Francia de cumplir con sus compromisos climáticos adquiridos en el acuerdo de París en 2015.

Fuente

Noticias Relacionadas

La Amazonía ha registrado casi 300 incendios desde comienzos de 2021

Leer Nota

Colombia: Duque sanciona ley que castiga penalmente la deforestación

Leer Nota

EE. UU. deporta a Guatemala a más de cien personas en cinco días

Leer Nota

Panamá: país líder en carbono negativo

Leer Nota